Entre los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno de la Diputación de Guadalajara en su última reunión destacan los más de dos millones que se van a destinar a mejoras en carreteras en distintos municipios y otros 235.000 euros más para los Planes Provinciales.

En concreto, el vicepresidente Rubén García ha explicado que se va a mejorar la carretera que va de Horche a Yebes (GU-205), y se va a eliminar un punto negro importante en el polígono de Chiloeches, donde está previsto construir una glorieta por un valor de casi 500.000 euros y casi la misma partida irá para mejoras también en la zona de Sigüenza y Guadalajara.

Ha informado que para los planes provinciales ya se han aprobado 40.000 euros para carreteras en Escamilla, Selas, Abánades, y Valdegrudas y 27.000 más para vías públicas en Torrecuadrada y Molina.

Según García, para el nuevo equipo de Gobierno es prioritario acelerar la ejecución de la partida presupuestaria porque han encontrado, que en los últimos años de Gobierno del PP, y especialmente en este último, hay una disminución de dicha ejecución de un 30% en la partida de inversiones.
En este sentido, ha precisado que para la nueva Corporación "es prioritario acelerar, al máximo posible, las inversiones", porque no quieren arrastrar problemas anteriores que llevaría reducir su "capacidad" presupuestaria de la Diputación para el 2020 en los pueblos.

Por ello, su intención es poder acabar este 2019 con el máximo posible de ejecución presupuestaria y que el presupuesto de 2020 esté "más limpio".

"Nuestra prioridad pasa por intentar sacar adelante proyectos que estaban pendientes", ha concluido el vicepresidente primero del Gobierno.