Bellido, con la alcaldesa de Torrejón del Rey.
Bellido, con la alcaldesa de Torrejón del Rey.

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha asegurado que Torrejón del Rey “va a tener garantizada toda la educación, también la Secundaria”, algo que “no ocurría hace diez años, que no ocurre ahora y que va a ocurrir a partir del año que viene, porque no es un regate corto, sino que es para siempre”.

Con estas palabras Bellido ha hecho referencia a la reconversión del colegio Virgen de las Candelas en un centro de Educación Secundaria. “Se hace con racionalidad, no se trata de hacer más infraestructuras de las que hay, sino de aprovechar lo que hay para dar más y mejores servicios”, ha defendido.

Invitado por la alcaldesa, Bárbara García Torijano, Bellido ha realizado una visita institucional al Ayuntamiento de Torrejón del Rey, donde ha firmado en su Libro de Honor y ha mantenido una reunión con un equipo de Gobierno cuyo dinamismo ha valorado como “ejemplar”, ya que “está consiguiendo grandes avances en infraestructuras y servicios”.

Durante el encuentro, ambas partes han abordado “cuestiones estratégicas que afectan al municipio, a la comarca y a la provincia” y Bellido se ha comprometido a “cooperar con todo aquello que mejore la calidad de vida” de los más de 5.000 vecinos y vecinas del pueblo y de las urbanizaciones, según han informado las Cortes en nota de prensa.

Finalmente, Bellido se ha mostrado convencido de que “cuando pase el tiempo se valorará el gran trabajo de esta Corporación Municipal, que se encontró un municipio desarticulado y carente de servicios, y al que se le está dando un impulso que van a disfrutar las generaciones actuales y las siguientes”.

Guarinos ante los periodistas.
Guarinos ante los periodistas.

Guarinos detalla sus críticas por este caso

La presidenta del Partido Popular en Guadalajara y diputada regional, Ana Guarinos, ha criticado el acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno que determina la fusión de dos colegios en Torrejón del Rey para convertirlo en uno solo. Guarinos considera que “Page ha mentido a los vecinos de la provincia, y en este caso concreto de Torrejón del Rey”, a los que tres meses antes de las elecciones del pasado mes de mayo les prometió la construcción de un nuevo centro, y en la actualidad “la única realidad es que no sólo no va a llevarlo a cabo, sino que van fusionar los dos colegios, CEIP Las Candelas y Señorío de Muriel, concentrando a todos los alumnos en las instalaciones de Las Candelas”.

Guarinos considera que lo que se va a hacer es ubicar a más de 450 alumnos e infantil y primaria en un colegio diseñado hace más de 20 años, para un número de alumnos mucho menor, y con al menos cuatro barracones instalados desde el inicio del cuso 19/20 para los alumnos del instituto. Además, ha apuntado, “el patio, el comedor, el gimnasio o el aula polivalente no están dimensionados para un número de alumnos tan elevado”.

Por otro lado, la solución planteada por el Gobierno de Page para el IESO Torrejón del Rey “consiste en ubicar a más de 400 alumnos de secundaria en las instalaciones que hoy usan 200 alumnos de infantil y primaria, sin que hayan planificado ningún tipo de ampliación ni construcción de edificios aledaños”. En definitiva, esta decisión “condena tanto a los alumnos de infantil y primaria, como a los de secundaria de la localidad, a unas condiciones de hacinamiento sin posibilidad alguna de crecimiento”.

Esta situación también afectará significativamente, según entiende el PP, a la plantilla de ambos colegios que pretenden fusionar, porque el concurso de traslados se encuentra cerrado. Esta decisión demuestra que “Page prefiere meter la tijera en la educación en la provincia de Guadalajara y abandonar este proyecto que ha sido una reivindicación histórica del municipio de Torrejón del Rey”.

Guarinos ha afirmado que en Torrejón del Rey “hay niños de sobra para mantener los dos colegios y para construir un nuevo IESO, no es optimización de recursos, es un recorte en toda regla. Hoy, los recortes en educación, se silencian y se justifican. Los barracones se silencian y se justifican por la propia alcaldesa”.