Habitación de una residencia de ancianos.
Habitación de una residencia de ancianos.

El Gobierno regional ha publicado este lunes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la resolución en la que se aprueban nuevas medidas para los centros, servicios y establecimientos de servicios sociales en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, como parte de las fórmulas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

En relación a las visitas de las personas residentes, éstas sólo se suspenderán para los residentes que sean positivos, tengan síntomas compatibles con la enfermedad o hayan sido contacto directo con un positivo.

Las visitas se limitarán a dos por semana, mediante cita previa, con limitación de número en función del espacio para mantener la distancia de seguridad, y los centros llevarán un control y registro de las mismas. Las personas residentes tienen permitidas las salidas en condiciones ordinarias.

Los residentes, con mascarilla

Para los residentes también se establecen nuevas disposiciones; entre ellas, que se convierte en obligatorio el uso de las mascarillas para residentes en los espacios cerrados.

En caso de nuevos ingresos, reingresos, traslados y estancias temporales se recomienda la realización de prueba diagnóstica a las personas que ingresen o reingresen a la residencia.

Otras medidas en cuanto al personal de atención directa es que se promueve la vacunación entre las nuevas incorporaciones o quien no tuviera administrada aún la pauta vacunal y se recomienda realizar semanalmente Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA) a todas las personas trabajadoras vacunadas o que hayan pasado la enfermedad en los últimos tres meses.

Más información: