Israel Marco. (Foto: La Crónic@)

"Luz, más luz" es lo que dicen que dijo Goethe al morir. "Luz, más luz" es lo que podría haber dicho el concejal Israel Marco días pasados, sin necesidad de estar en trance de expirar. Al menos, seguro que el edil lo pensó cuando autorizó un gasto de 30.000 euros para mejorar la iluminación en varios puntos de Guadalajara

El entorno del Archivo Histórico Provincial, el Torreón del Alamín o Manantiales tienen que lucir ahora mejor y con más luz.
 
A la entrada del Archivo Histórico Provincial se han instalado cuatro nuevos puntos de luz con el propósito de “eliminar una  zona completamente oscura en la ciudad en la que se había producido algún que otro acto delictivo”.

Otra zona en la que se ha incrementado la iluminación es en la escalera ubicada  entre la calle Juan Ramón Jiménez y la calle Jesús García Perdices.

Otro punto de luz se ha instalado en el puente del Torreón del Alamín.

En la calle Ferial se ha eliminado una farola que obstaculizaba el tránsito de los ciudadanos y se ha reubicado en la fachada de un edificio.

En la calle Alhama, en el barrio de Manantiales, se ha instalado otro punto a la altura del número 9 “para que los vecinos tengan más sensación de seguridad”.

Si Goethe levantara la cabeza, asentiría, complacido. Y este paseante, también.