15.7 C
Guadalajara
22 abril 2024
InicioEl ChismorreoDe las sardinas no quedaron ni las raspas en Guadalajara

De las sardinas no quedaron ni las raspas en Guadalajara

En el Mercado de Abastos, la Asociación de Vecinos Miguel Hernández, del Alamín, se encargó de asar en las ascuas unas excelentes sardinas que pudieron disfrutar más de 2.000 personas.  

-

Fueron cientos los vecinos de Guadalajara que hicieron cola para conseguir su sardina a la brasa, acompañada con pan y vino (o refresco).

Así, sobre un plato de plástico se la iban comiendo en la campa del Mercado de Abastos y sus alrededores el Miércoles de Ceniza que, en el calendario carnavalesco, corresponde con el entierro de la sardina.

Este 14 de febrero, horas después de la gran tractorada, la gran sardina desfiló desde el Fuerte de San Francisco hasta la Plaza Mayor, acompañada de un séquito de plañideras, músicos y comparsas.

Colegios de la capital contribuyeron a dar un toque especial al acto, aportando sus manualidades con otras réplicas de sardinas en cartulina y papel, que también acabaron en la hoguera.

Cada uno de los colegios desfiló luego sobre el escenario con su sardina y su pancarta y recibieron el aplauso de la corporación y un obsequio, que les entregaba la alcaldesa de Guadalajara, Ana Guarinos, por su colaboración en este Entierro de la Sardina.

Luego, se escenificó la lucha de Don Carnal y Doña Cuaresma, donde una vez más venció doña Cuaresma, y la sardina en la hoguera rubricaba su triunfo.

Lo más sustancioso se celebró después: la sardinada en el Mercado de Abastos, donde la Asociación de Vecinos Miguel Hernández, del Alamín, se encargó de asar en las ascuas unas excelentes sardinas que pudieron disfrutar más de 2.000 personas.  


Más información: