Se ha mantenido el suministro, aun no siendo potable el agua que llega a los grifos.
Beber agua clara del grifo no ha sido posible durante mucho tiempo en Cubillejo de la Sierra.

La última analítica realizada el pasado martes a la red de agua del pequeño municipio de Driebes indica que ya es apta para el consumo.

Los servicios técnicos de la Junta en Guadalajara realizaron este martes unos análisis a la red con el fin de determinar si los niveles de nitritos que impedían su consumo se habían reducido y, por fin, según ha confirmado su alcalde, Javier Bachiller, ya se puede consumir.

Los resultados se van a remitir ahora a los Servicios de Sanidad tal y como manda el protocolo, pero Bachiller se ha mostrado muy contento porque llevaban ya varias semanas sin poder consumir agua en el pueblo y "por fin, el nivel de nitritos vuelve a estar por debajo de los parámetros marcados".

Al igual que en su día el Ayuntamiento emitió un bando para decir que no se consumiera, ahora el Consistorio emitirá otro bando para decir que ya se puede consumir.