24.2 C
Guadalajara
18 julio 2024
InicioMedio AmbienteEl ave más amenazada de Europa, que pesa la mitad que un...

El ave más amenazada de Europa, que pesa la mitad que un sobre de azúcar, sobrevive cerca de aquí

-

El Gobierno de Castilla-La Mancha participa como colaborador en el proyecto europeo ‘LIFE Paludicola’ de la Fundación Global Nature, para que la población del carrecín cejudo, el ejemplar de ave “más amenazada en toda Europa”, del que solo existen 30.000 ejemplares a nivel mundial, no siga descendiendo.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado este viernes la Laguna de Manjavacas, uno de los enclaves naturales donde este ave tiene presencia en la región y que, junto a la Laguna Chica de Villafranca de los Caballeros, en la provincia de Toledo, son los dos únicos espacios de toda la región donde descansan alrededor de un millar de ejemplares en otoño y primavera, durante sus viajes migratorios.

Este ave de tan solo 13 centímetros y 10 gramos de peso, “la mitad de un sobre de azúcar”, ha dicho el consejero, llega a recorrer una distancia de 6.000 kilómetros desde el Báltico hasta África y si no existiera  la Laguna de Manjavacas “no tendría la oportunidad de llegar a Senegal, cuestión fundamental para su supervivencia”.

Catalogada como vulnerable a escala global y clasificado en peligro a escala europea, el carrecín cejudo regresa cada primavera y otoño a la península ibérica  para descansar y recuperar parte del peso que ha perdido en su viaje y de lo que se trata es de no se vea amenazada durante sus periodos de descanso entre sus cuarteles de invernada en África y los lugares de nidificación, tanto en la migración prenupcial como en la postnupcial.

Al amparo de este proyecto, se adquirió una superficie dentro de la franja perilagunar colindante con el vaso lagunar de más de 36 hectáreas y en una fase posterior, con el banco de semillas generado, se realizaron plantaciones de 8.750 unidades de especies de ‘Limonium’ y ‘Lygeum’ para restaurar el pastizal salino en una superficie de casi 35 hectáreas.

Asimismo, se procedió a la reestructuración de los caminos con objeto de favorecer la restauración de la laguna y su entorno.

Este proyecto ha dado lugar a la implicación en la conservación de estos enclaves que constituyen una gran riqueza para la región a diferentes administraciones locales, entre ellos la del Ayuntamiento de Mota del Cuervo.