Acceso al CAMF de Guadalajara.
Acceso al CAMF de Guadalajara.

El dinero y la ataxia espinocerebelosa son las dos claves de un caso que ha ido engordando en las últimas semanas hasta convertirse en noticia nacional y que tiene a Noelia Romero Chicharro, una alcarreña de 42 años, y al CAMF de Guadalajara en el centro de la actualidad. Sin olvidar, claro está, a Ione Belarra, última responsable del asunto como ministra que es de Derechos Sociales y Agenda 2030.

¿Debe abandonar Noelia el centro en el que empezó a residir hace poco más de cuatro meses? ¿Le está penalizando en la lista de espera el nivel de ingresos atribuido a su familia? ¿Se le han facilitado alternativas viables a esta mujer, ciega y en silla de ruedas, para recibir una asistencia al nivel que merece en España cualquier persona en su estado?

Son preguntas que, por los matices del caso, solo puede responderse el lector de LA CRÓNICA tras llegar al final de la información. Los propios implicados varían en sus juicios, al igual que en la narración de los hechos.

El asunto venía fraguándose en Guadalajara en las últimas semanas, al compartir los familiares su inquietud por el final de la estancia temporal de Noelia en el CAMF, que tendría que haber desalojado el pasado 31 de julio. Aún sigue allí.

Una enfermedad hereditaria

Noelia Romero Chicharro sufre la misma enfermedad hereditaria que otros miembros de su familia: la ataxia espinocerebelosa, una afección neurodegenativa que termina dejando ciegos y en silla de ruedas, con una severa afectación, a los que la padecen. Su madre y uno de sus tres hermanos la sufren. Otra hermana falleció por esa razón, a los 28 años.

Residente en Guadalajara, los cuidados que requiere han sido costeados siempre por la familia salvo en los últimos meses, cuando logró ingresar en el CAMF de la capital alcarreña, de forma temporal, el pasado 5 de abril. Las condiciones establecidas eran, según fuentes oficiales consultadas por este diario, dos meses con la posibilidad máxima de una prórroga de otros dos, plazo que ya ha vencido.

Según testimonios próximos, Noelia ha encontrado por primera vez un entorno en el que realmente se siente protegida, atendida e incluso confortada, mucho mejor que el que hasta ahora había encontrado (y pagado) con cuidadores particulares, sin los mismos medios ni formación que los existentes en este centro del Estado en Guadalajara.

¿Por qué no tiene plaza Noelia? Habla el Ministerio

Para consolidar su plaza de forma permanente, debería estar la primera en la lista de espera. Según han confirmado a LA CRÓNICA en el Ministerio de Derechos Sociales, por delante de ella hay 24 solicitantes. ¿Cuál es el criterio prioritario para baremar los expedientes? Según la normativa actual, el nivel de renta. Más que el estado físico o las circunstancias familiares, como han corroborado a este periódico fuentes oficiales: «Se quedó en lista de espera con una puntuación baja debido a la renta y situación económica que tiene», han asegurado literalmente.

Desde el Ministerio que encabeza Ione Belarra se traza, para lo ocurrido, una cronología clara:

«Se aprobó su estancia temporal el máximo tiempo previsto en la Circular 6/I/92. Firmó la autorización de la LOPD en la que consta claramente que la estancia es temporal y el periodo de estancia en el centro es del 05/04/2021 al 31/05/2021. Llegada esa fecha, excepcionalmente se autorizó la ampliación del plazo concedido hasta el 31/07/2021, previo informe de la trabajadora social, que alegó que ante la situación de pandemia no era posible garantizar los cuidados necesarios en el domicilio».

CAMF
Vista aérea del CAMF de Guadalajara.

Desde el 31 de julio, una situación anómala

Llegado el 31 de julio, Noelia Romero Chicharro sigue siendo atendida en el CAMF de Guadalajara, con un requerimiento añadido para el 6 de agosto, que ha vencido el miércoles, al cumplirse el 11 de agosto los 5 días de margen que se le daban para salir de las instalaciones de la carretera vieja de Zaragoza. Desde la familia se asegura que a la residente, que es ciega, le hicieron firmar la notificación con engaños.

El IMSERSO, según lo consultado por LA CRÓNICA, asegura haber dado varias soluciones a la familia, visto que la estancia temporal ha prescrito y es improrrogable. La primer opción sería trasladarla al CAMF de Alcuéscar, en la provincia de Cáceres, que no tiene lista de espera. Una segunda opción sería disponer de una plaza en régimen de centro de día. Y una tercera, una residencia en Alcalá, con mensualidad a satisfacer por la familia.

Del resto de las Administraciones con alguna posible competencia, la más evidente sería la Consejería de Bienestar Social, de la que es titular actualmente  la guadalajareña Bárbara García Torijano. LA CRÓNICA se ha puesto en contacto con ese departamento, hasta ahora sin respuesta.

Le consta a este diario que desde el Gobierno se ha hablado con el alcalde de Guadalajara, con la subdelegada Mercedes Gómez y con la citada Consejería de Bienestar Social. Y lo previsible es que la polémica no solo no amaine sino que previsiblemente crecerá, ahora que el caso ha pasado de lo local a lo nacional.

Más información: