27.7 C
Guadalajara
11 julio 2024
InicioEconomíaEl INE encuentra empresarios que no son pesimistas ante el futuro

El INE encuentra empresarios que no son pesimistas ante el futuro

Lo sorprendente no es que la confianza empresarial se hunda un 25,7% en Castilla-La Mancha, donde el 73,7% de los empresarios muestran expectativas pesimistas. Lo sorprendente es que algunos empresarios digan haber encontrado razones para el optimismo, con la que está cayendo.

-

El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), se desplomó en Castilla-La Mancha un 25,7% en el segundo trimestre de este año en relación al trimestre anterior. El 73,7% de los empresarios castellanomanchegos muestran expectativas desfavorables o pesimistas.

Con respecto al mismo trimestre del año anterior supone un descenso del 27,52%. No obstante la caída de este indicador en Castilla-La Mancha es menor que la estadística nacional, que se contrajo un 26,9%, hasta situarse en los niveles más bajos de la serie, iniciada en 2013.

Encuesta durante el estado de alarma

El INE precisa que la recogida de información para elaborar este indicador se ha producido después de la declaración del estado de alarma, concretamente entre el 16 de marzo y el 3 de abril.

En concreto, el balance de expectativas en el trimestre que comienza(diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en -69,8 puntos, después de el 3,9 se muestre optimista, el 22,4 normal, y el 73,7 desfavorable o pesimista.

Respecto a la situación del trimestre que arranca, el 8,3 lo ve favorable (optimista) el 40 normal y el 51,7 desfavorable. Estos resultados hacen que el balance se sitúe en -43,4 puntos.

Datos nacionales

El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), se desplomó un 26,9% en el segundo trimestre de este año en relación al trimestre anterior, hasta situarse en los niveles más bajos de la serie, iniciada en 2013.

El INE precisa que la recogida de información para elaborar este indicador se ha producido después de la declaración del estado de alarma, concretamente entre el 16 de marzo y el 3 de abril.

Con este retroceso de la confianza en el segundo trimestre se encadenan tres trimestres en negativo después de que en el último trimestre de 2019 y el primero de 2020 este indicador cayera un 2,9% y un 0,4%, respectivamente.

La caída de la confianza empresarial registrada en el segundo trimestre se debe tanto al fuerte empeoramiento del indicador de expectativas, como al descenso registrado por el indicador de situación.

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en -72 puntos, frente al descenso de 5,9 puntos registrado en el trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será desfavorable entre abril y junio de este año se ha situado en el 75,1%, cifra muy superior a la del trimestre anterior (21,1%).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal se ha reducido hasta el 21,8%, mientras que los empresarios que se muestran optimistas sobre la evolución de su negocio ha bajado desde el 15,2% del trimestre anterior al 3,1%.