Diferencias entre el CE bueno y el malo. (Foto. Toniperis)
Diferencias entre el logotipo CE bueno y el malo. (Foto. Toniperis)

El engaño manifiesto que han sufrido las autoridades sanitarias españolas esta semana en la compra de mascarillas nos servirá, al menos, para intentar defendernos a partir de ahora de una trampa, más habitual de lo que parece, en productos procedentes de China.

Desde 2006, los consumidores europeos estamos teóricamente defendidos por un logotipo con las letras CE en los productos que compramos. Estas iniciales de la “Conformidad Europea” deben figurar de forma obligatoria para que el propio fabricante acredite, de un solo vistazo, que el producto se ha evaluado y cumple los requisitos de seguridad, sanidad y protección del medio ambiente que exige la Unión Europea. Este marcado es válido para los productos europeos como para los importados.

No tardaron mucho algunas empresas chinas en unirse para crear una marca similar, bajo la marca de “China Export” y tan similar que es casi imposible distinguirlos si no se le pone un poco de interés.

La diferencia es muy sutil ya que solo afecta al espacio existente entre ambas letras. Además, el logotipo “bueno” debe ir acompañada de la declaración de conformidad, la documentación que acompaña el producto y que se encuentra aparte, normalmente en el manual de instrucciones.

Más información:

• Los test rápidos que ha comprado el Gobierno no sirven