El fuerte viento que afecta este jueves a las cinco provincias de Castilla-La Mancha ha provocado cuatro incidentes entre las 11.00 –momento en el que el Gobierno regional activó, en fase de alerta, el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam)– y las 16.00 horas en los municipios de Marjaliza, Tomelloso y Alovera.

En Alovera se han registrado dos incidentes: un desprendimiento de fachada en el Camino de los Valmores y un obstáculo en la calzada a la altura del kilómetro 47 de la A-2.
Fuentes del 112 han explicado que en Marjaliza (Toledo) se ha producido un desprendimiento de tierra y roca en la CM-4017, mientras que en Tomelloso lo que ha habido son obstáculos en la calzada –de árboles y ramas caídas– a la altura del kilómetro 92 de la N-310.