El proyecto de recuperación de la margen derecha del río Henares avanza a muy buen ritmo y concluirá en abril, antes de lo establecido, según han puesto de manifiesto durante una visita a la zona el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, acompañado del vicealcalde, Jaime Carnicero, y del concejal de Medio Ambiente, Francisco Úbeda.

Ya han concluido varias fases. En la primera de ellas, correspondiente a la limpieza del entorno, se sacaron hasta cincuenta camiones de basura y residuos, lo que supone aproximadamente unas 400 toneladas de deshechos. Se retiró, incluso, una lavadora y diversos electrodomésticos.

Se han definido ya los nuevos caminos y realizado las canalizaciones de salida del río. En estos momentos, se están distribuyendo los puntos de luz, ejecutando los bordillos, instalando las bocas de riego, escaleras y los accesos a las sendas.

Por último, se instalará el mobiliario y los juegos infantiles, y se plantarán especies vegetales.

El proyecto se está ejecutando bajo la supervisión de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), "que vela por que el mismo se realice conforme a lo autorizado", según quieren destacar desde el Ayuntamiento, desde donde insisten que personal de la CHT visita "prácticamente a diario" la zona de actuación.

A través de este proyecto se está actuando sobre una extensión de 1,4 kilómetros lineales entre el puente de Julián Besteiro y el puente árabe. Además de la mejora de la senda peatonal, se están creando zonas de esparcimiento y merenderos, se van a instalar juegos infantiles y toboganes en las laderas, se adecuarán los miradores y se instalará nuevo alumbrado y mobiliario urbano.

Los trabajos están siendo ejecutados por S.A.V-Obremo U.T.E. y son cofinanciados en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.