17.6 C
Guadalajara
13 julio 2024
InicioSucesosEntraba con mascarilla y era un ladrón: han robado en estancos desde...

Entraba con mascarilla y era un ladrón: han robado en estancos desde Guadalajara a Alcorcón

La ola de robos en estancos comenzó el pasado mes de noviembre. Según ha podido confirmar LA CRÓNICA, a los dos detenidos se les imputan atracos en las localidades de Guadalajara, Yunquera de Henares, Azuqueca de Henares, Fontanar, Alcalá de Henares, Coslada y Alcorcón.

-

Dos hombres, de 37 y 30 años de edad, de nacionalidad búlgara y polaca respetivamente, han sido llevados ante el juez, acusados de ocho delitos de hurto y otros dos de robo con violencia e intimidación. Su actividad, casi habría que hablar de hiperactividad, les llevó recorrer tanto la provincia de Guadalajara como la Comunidad de Madrid para hacerse con cartones de tabaco.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA, se les imputan robos en las localidades de Guadalajara, Yunquera de Henares, Azuqueca de Henares, Fontanar, Alcalá de Henares, Coslada y Alcorcón.

La investigación que ha dado estos frutos fue posible por la coordinación entre agentes de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares y de la Comisaría de Policía Nacional de Guadalajara.

Las primeras pesquisas son recientes, del pasado mes de noviembre, cuando se tuvo conocimiento de la comisión de varios robos cometidos en diferentes estancos de Guadalajara.

Arramblando con el tabaco

Todos ellos «se caracterizaban por la contundencia que empleaban los presuntos atracadores», según destacan desde la Policía Nacional. Siempre actuaban de un modo muy similar.

Uno de los detenidos accedía al establecimiento, aparentando ser un cliente. Ocultaba su rostro con una mascarilla para dificultar de este modo su identificación. Una vez que simulaba la compra de varios cartones de tabaco, en el momento de ir a pagar, arrebataba el tabaco violentamente al empleado abandonando el establecimiento en un vehículo que estaba estacionado en las inmediaciones, donde le esperaba el otro detenido, para huir del lugar.

Incluso en uno de los robos que se habían registrado, llegaron a agredir a la empleada del estanco.


Más información: