El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado esperanzado este míercoles en que Castilla-La Mancha sea “un valor refugio”, un lugar en el que no se discuta lo esencial. Así se ha pronunciado esta noche en la IX Gala de los Premios COPE Castilla-La Mancha, emisora que este año cumple 20 años, al igual que LA CRÓNICA.

En este contexto, el jefe del Ejecutivo autonómico, que ha asegurado que "en esta tierra no se pone en duda la educación concertada", ha aprovechado para reconocer y aplaudir el mérito de los galardonados por la emisora generalista, porque “necesitamos luces que señalen, si no el camino, al menos las cunetas”.

“Es necesario que a los efectos de redundar en la unidad del conjunto de España, podamos defender cada uno nuestros intereses sin que eso perjudique a los demás, es más grave que solo algunos lo defiendan. La diferencia no nos hace más débiles, la desigualdad sí y el que quiere la diferencia para tener más, va contra el concepto elemental de unidad”, ha dicho el presidente.