El subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, ha asegurado este miércoles durante la celebración de los Ángeles Custodios, que “si Guadalajara es una ciudad segura, no es por casualidad, sino fundamentalmente por el trabajo diario de la Policía Nacional”. Canales ha presidido este acto con motivo del patrón del Cuerpo, al que ha asistido la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, entre otras autoridades.
 
Canales ha recordado que las infracciones penales han descendido en Guadalajara este año, mientras se producía un aumento en el conjunto del país y también en ciudades próximas de la vecina Comunidad de Madrid, “cuya cercanía es un hándicap en los aspectos relacionados con la seguridad”, ha advertido.
 
“Gracias a vuestro esfuerzo os habéis ganado el aprecio y el respeto de la sociedad”, ha agregado, tras destacar que “el compromiso con la seguridad y la libertad hacen que la Policía Nacional sea sentida como algo propio por la ciudanía”. En este sentido, ha señalado que “garantizando nuestra seguridad, la Policía Nacional ha sido un elemento de unión y un pilar fundamental durante los 40 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución”.
 
El subdelegado ha resaltado también el interés por mejorar la atención al ciudadano –la Comisaría de Guadalajara es una de las primeras de toda España en expedición del DNI– y por ofrecer un servicio cada vez más profesionalizado a colectivos especialmente vulnerables, como las víctimas de violencia de género. Igualmente, ha puesto de relieve la labor de divulgación y prevención, orientada especialmente a los más jóvenes, con iniciativas como el programa que ha permitido formar a cerca de un millar de escolares de la capital en los riesgos de las nuevas tecnologías.
 
Por último, ha tenido palabras de felicitación para los agentes y colaboradores que han sido distinguidos hoy con algún reconocimiento “que representa el compromiso de la Policía Nacional con la ciudad de Guadalajara”. El alcalde, Alberto Rojo, también ha querido expresar en su intervención “el agradecimiento y el apoyo” de los vecinos y vecinas de Guadalajara a la Policía Nacional, y subrayar el “necesario reconocimiento que merece”.    
 
Por su parte, el comisario jefe provincial, José Arroyo, ha incidido en la eficacia policial señalando que la criminalidad ha descendido en Guadalajara cerca de 3% hasta finales de septiembre, en relación al mismo periodo del año anterior, especialmente los delitos que generan más alarma social, como los robos en domicilios o en vehículos. El aumento de la actividad policial ha dado como resultado un incremento de más del 10 en el número de detenciones.