9.3 C
Guadalajara
24 abril 2024
InicioEconomíaHasta 2.000 cerdos para un pueblo que no llega a 100 vecinos

Hasta 2.000 cerdos para un pueblo que no llega a 100 vecinos

-

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha emitido dos resoluciones con  informe de impacto ambiental favorable para dos proyectos ganaderos que se implantarán en la provincia de Guadalajara.

Con fecha 18 de junio se ha publicado la resolución favorable para la instalación de una explotación porcina de recría de reproductoras en la localidad de Tordesilos (serán 2.000 cerdos en dos naves). Tras recabar y estudiar toda la documentación, se ha estimado que “el proyecto no necesita someterse a evaluación de impacto ambiental ordinaria por no tener efectos significativos sobre el medio ambiente”.

La resolución establece un estricto seguimiento del proyecto, con un programa de vigilancia ambiental y una lista de medidas ambientales que regularán y evitarán riesgos. Entre ellas, la cobertura de la balsa de purines y la realización del vertido de purín a la balsa por debajo de la superficie, para prevenir la rotura de la costra y la cobertura de dicha balsa y evitar molestias por olores.

Se contemplan también medidas de protección del sistema hidrológico para evitar riesgos de infiltración y contaminación de aguas  y para que el uso de purines no afecte a la Laguna de Tordesilos, si bien el municipio no está incluido en zona vulnerable a la contaminación por nitratos.

El proyecto respeta las distancias mínimas vigentes actualmente en Castilla-La Mancha, situándose a más de 2 kilómetros del casco urbano y de otras explotaciones y no afecta al dominio público hidráulico ni a sus márgenes, a montes de utilidad pública, ni vías pecuarias.

Ecologistas en Acción intentó parar el proyecto
El pasado mes de abril, Ecologistas en Acción presentó alegaciones a este proyecto. Entendían que el documento presentado por el promotor carecía "de la mínima calidad exigida y rigor", además de considerar que la parcela donde se instalarán las naves y llevar a cabo la actividad de ganadería industrial, se encuentra en estado de regeneración de sabina rastrera y otros matorrales protegidos como hábitat de interés especial de Castilla-La Mancha.

También consideran desde Ecologistas en Acción que la actividad se llevará a cabo a menos de 2.000 metros de casco urbano, incumpliendo así el recién aprobado Decreto 69/2018, de 2 de octubre, por el que se establecen las normas para la ordenación y registro de explotaciones ganaderas y núcleos zoológicos en Castilla-La Mancha, junto con el Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas. Por último, una pequeña parte de la parcela estaría incluida dentro de la ZEC ES4240022 “Sabinares rastreros de Alustante-Tordesilos”, en estado de regeneración, a 1.500 metros de la Laguna de Tordesilos.

Respecto al consumo de agua, calculan que necesitará casi 7 millones de litros de agua al año, que se extraerán del acuífero, que mantiene la Laguna de Tordesilos, entre otros manantiales y cursos fluviales.

Poryecto de bovino en Cañizar (además de la granja de pavos)
En el caso de Cañizar se aprueba también el proyecto de una explotación ganadera de cebo de ganado bovino de 6 a 12 meses, con un máximo de 500 animales al año en dos ciclos de cebo (la resolución se publicó el pasado mes de  abril). También en este municipio se va a poner en marcha una granja integradora de pavos.

Tras conocerse estas noticias, APAG ha manifestado su satisfacción por ambas resoluciones "que confirman que mientras se cumpla la legalidad y las medidas correctoras establecidas, estos proyectos ganaderos deben respetarse igual que cualquier otro proyecto empresarial y no ser prejuzgados públicamente por grupos ecologistas y medioambientalistas".

"Cada vez que un proyecto de este tipo se somete a información pública, estos grupos de presión ponen en alerta a la población, con una información parcial y sesgada que ofrece únicamente su particular perspectiva medioambiental, dejando de lado el resto de aspectos y consecuencias positivos de un proyecto empresarial en una pequeña localidad, tales como empleo, generación de riqueza, fijación de población y en una palabra, vida para nuestro despoblado medio rural", insisten desde APAG.