20.1 C
Guadalajara
15 julio 2024
InicioEconomíaHUELGA EN LA LOGÍSTICA DE GUADALAJARA

HUELGA EN LA LOGÍSTICA DE GUADALAJARA

La huelga ha comenzado a medianoche y llega en uno de los períodos de más carga laboral del año en los almacenes. En Toledo, días pasados, la negociación se cerró con acuerdo pese al "descuelgue" de UGT, minoritaria en aquella provincia.

-

Tres días de huelga por delante y, a partir del viernes, huelga indefinida. Ese es el panorama que se abre ahora en la provincia de Guadalajara para su sector económica más relevante, el de la Logística, que da empleo a cerca de 40.000 personas.

La del lunes era la última jornada para alcanzar un acuerdo, que no llegó. Las patronales CEOE-Cepyme y UNO siguieron enfrentadas en sus posiciones a los sindicatos UGT (mayoritario) y CCOO. La huelga ha comenzado a medianoche y llega en uno de los períodos de más carga laboral del año en los almacenes.

Los piquetes ya estaban colocados en los accesos a polígonos como el de Marchamalo antes de la medianoche. Están tratando de parar la entrada de trabajadores o clientes a las empresas, con problemas en algunos casos. Este martes quieren denunciar los sindicatos ante la inspección de trabajo a algunas de las grandes empresas de logística, que están contratando autobuses para llevar a los trabajadores del sector hasta sus puestos de trabajo. Otras empresas han adelantado turnos varias horas, para apurar las vísperas de la huelga.

Desde la patronal, el secretario general de CEOE-Cepyme en Guadalajara, Javier Arriola, lamenta que esta negociación haya estado siempre marcada por la amenaza de una huelga. Sostiene Arriola que las empresas no han podido ceder más de lo que lo han hecho y cree que ahora tocará «reflexionar» y «pasar estos días de huelga que no benefician a nadie y volver a sentarse a la mesa».

En las horas previas se habían sentado a la mesa las dos partes para una última negociación. Para la siguiente ronda, desde CEOE insisten en que tendrá que ser con planteamientos «responsables», pues cree que UGT «se ha equivocado» metiendo en la negociación un elemento «distorsionador» como era el de la cuarta paga.

«Los acuerdos necesitan calma y tiempo y si hay una amenaza de huelga, todo se tensiona», ha subrayado Arriola, quien considera que los sindicatos, con esta decisión, lo que han hecho es llevar a sus trabajadores a una «huida hacia adelante» que, además, «no era necesaria».

«Había muchos puntos de acuerdo y, ahora, cada uno tendrá que asumir la responsabilidad de lo que esto supondrá en costes tanto a empresarios como a trabajadores», ha subrayado, insistiendo en que la ruptura de las negociaciones no ha sido por un punto concreto sino por una conjunción de cuestiones, en especial, la cuarta paga exigida por UGT y que la patronal siempre consideró una «línea roja».

Los sindicatos se sienten engañados

«Han jugado con nosotros de una manera mezquina y total», ha dicho por su parte el secretario provincial de CCOO, Javier Morales, para quien ahora «habrá que darle una pensada» a esta situación porque «habrá que medir fuerzas».

Para Morales, el no abono de los sábados y una subida insuficiente en el convenio para 2023-2025 son varios de los puntos discrepantes que les han llevado a unos paros que ya han arrancado en la localidad de Marchamalo.

«Cuanto más tarde será más difícil ponerle una solución. No queríamos esto, vamos a sacar la huelga y obligarles a que se sienten», ha insistido, convencido de que en su sindicato al menos no contemplaban este escenario sino que se podría haber llegado a un acuerdo, ha lamentado.

Ana González, secretaria general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FEsMC) de UGT en Castilla-La Mancha, lamenta que las discrepancias «fueran ya en todo».

Según González, la última propuesta de los sindicatos ha sido la de rebajar del 5% al 4% la subida salarial del 4% para cada uno de los tres años, y sábados domingos y festivos retribuidos a 20 euros, pero no lo han aceptado, «las patronales han dicho que no», asegurando que a lo largo de la negociación han ido retirando cuestiones que estaban en la negociación para tratar de llegar a un acuerdo pero «no han querido negociar y nos obligan a ir a la huelga».

«Es una patronal absolutamente cerrada a la negociación», ha remarcado la sindicalista de UGT, que sostiene que lo han intentado hasta el último minuto.

En Toledo, días pasados, la negociación se cerró con acuerdo

Las patronales Astrotrans y UNO y el sindicato CCOO-FSC de Toledo, mayoritario en el sector de aquella provincia, ratificaban el pasado 6 de noviembre ante el jurado arbitral el preacuerdo alcanzado el pasado 26 de octubre para la firma del convenio colectivo provincial de Mercancías y Logística 2022-2026.

Este acuerdo, «del que finalmente se ha descolgado UGT», concluye la negociación colectiva sectorial más relevante de la provincia de Toledo por número de trabajadoras y trabajadores afectados, en torno a 20.000 en la actualidad.

Las patronales y los dos sindicatos con suficiente representatividad, CCOO y UGT, ya acordaron en 2022 las subidas salariales para ese año y para 2023, pero optaron por dejar abierta la mesa para trabajar y negociar «con calma» los textos del convenio y para fijar los incrementos retributivos para 2024, 2025 y 2026.

El convenio finalmente acordado por ambas patronales y por CCOO establece para cada uno de estos tres años subidas salariales del 5% en las empresas de Logística, con cláusula de revisión hasta igualar el IPC del año anterior si su incremento fuera superior; y del 3% en el Transporte de Mercancías por Carretera, al que se añadirá un 1% más si el IPC del año previo superara ese porcentaje.

El nuevo convenio también establece, para ambos sectores de actividad, un día más de asuntos propios, introduce un plus para carretilleros por trabajo en altura; garantiza el cobro de todos los pluses durante las vacaciones; regula el teletrabajo; eleva hasta los 14 años la edad de los menores a los que podrán acompañar a consulta o atención médica sus progenitores; obliga a las empresas a entregar dos uniformes cada seis meses a sus trabajadores, así como a asumir los gastos de obtención del Certificado de Aptitud Profesional de los conductores; y regulariza el horario de dietas de los conductores, entre otras mejoras.

«Creemos que es un buen convenio y decidimos suscribirlo porque así lo manifestaron también, y nos lo mandataron de forma unánime, nuestras delegadas y nuestros delegados del sector, en la asamblea que celebramos en pasado día 30 para someter a su refrendo el preacuerdo que alcanzamos el 26 de ese mes; y que también fue avalado por la gran mayoría de las plantillas de las empresas de Logística y de Transporte de Mercancías por Carretera de la provincia en las que hemos celebrado asambleas y realizado encuestas para informar del preacuerdo y conocer su opinión», indica Enrique Clavero, secretario general de CCOO-FSC de Toledo.

«Tras la subida del 5,7% realizada en 2022, y la que se aplique en 2023 –que será igual al IPC final del año–, los trabajadores de la Logística van a tener en los cinco años de vigencia del convenio una subida mínima cercana al 25%, que será aún mayor en función de los siguientes IPCs; y los del Transporte de Mercancías rondarán el 19%, o hasta dos puntos más dependiendo de cómo evolucionen los precios en 2024 y 2025″.


Más información: