26.2 C
Guadalajara
20 julio 2024
InicioEconomíaHuelga indefinida en un gran centro logístico de Azuqueca

Huelga indefinida en un gran centro logístico de Azuqueca

-

El comité de empresa de Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica ha convocado, a instancias de la plantilla, una huelga indefinida que comenzará este lunes, día 3 de junio, tras la ruptura de las negociaciones del nuevo convenio colectivo específico para este centro de trabajo impulsado por la empresa.

El presidente del comité, Simón García, ha explicado que no querían llegar" a estos extremos", pero ha justificado que se han visto obligados a ello por " la actitud de la empresa de no negociación y de imposición a toda costa de sus planteamientos", según ha informado CCOO en nota de prensa.

En estas instalaciones del grupo alemán, radicadas en el polígono Miralcampo de Azuqueca de Henares, trabajan en la actualidad alrededor de 170 empleados (146 de convenio y 24 directivos) y en ella se centraliza la distribución de piezas y recambios para toda la red de concesionarios y servicios oficiales de Daimler-Mercedes en España, Portugal, Marruecos y Andorra.

Según el sindicato, la aplicación de un convenio colectivo propio para su centro de recambios de Azuqueca diferente del resto de las divisiones de la empresa es una pretensión que Mercedes-Benz España ya quiso imponer en 2017 contra la opinión de CCOO y contra la voluntad de los trabajadores. "Ahora se están confirmando nuestros temores: lo que busca la empresa es recortar costes salariales, precarizar la contratación y degradar las condiciones laborales", ha añadido García.

En enero de 2017, la multinacional alemana acometió un proceso de reorganización societaria y se dividió en cuatro unidades de negocio: Mercedes-Benz Cars(turismos), Mercedes-Benz Vans (furgonetas), Mercedes-Benz Truck (camiones) y Mercedes-Benz Parts Logistic (recambios).
Para CCOO, desde el primer momento Mercedes-Benz España quiso trasladar "esta segregación" al ámbito laboral.

En Azuqueca, donde tenían presencia las cuatro sociedades, la dirección anunció que una vez finalizara su vigencia, el convenio que regulaba las condiciones de todos los trabajadores, en diciembre de 2017, abordaría la negociación de dos convenios diferentes, uno para Mercedes-Benz Parts Logistic Ibérica (MBPLI) y otro para las otras tres nuevas sociedades, que ahora son dos tras desplazar a Alcobendas la de camiones, en las que actualmente trabajan en total medio centenar de personas en formación y servicio posventa.

Simultáneamente, el mismo mes de enero de 2017, la dirección decidió "unilateralmente" que el comité de empresa "dejaba automáticamente de representar a toda la plantilla y que cada uno de sus miembros (6 de CCOO y 3 de UGT) pasaban a representar exclusivamente a los compañeros de sus propios centros de trabajo". Esta "imposición" de la empresa fue denunciada por el comité, que ganó la demanda en instancia, pero el recurso de la empresa ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) sigue pendiente de resolución.

"Después de año y medio esperando resoluciones judiciales y a pesar de saber lo que supone para los trabajadores de Mercedes-Benz Parts Logistic tener un convenio apartado del resto de las unidades de negocio, los trabajadores votaron por mayoría no esperar más y comenzar la negociación de un convenio propio para MBPLI, dando un voto de confianza a la empresa", ha detallado el presidente del comité.

De esta manera, las negociaciones comenzaron el pasado 15 de marzo "y tras seis reuniones sin avances ni movimientos de acercamiento por parte de la empresa, todos los trabajadores del centro encabezados por el comité de empresa hemos decidido ir a la huelga indefinida".

"La empresa está confirmando las peores expectativas. En materia salarial, se niega a acercarse siquiera al 2% de incremento establecido en el AENC, ofrece un 1,20% para 2018 y un 1,25% para 2019, 2020, 2021 y 2020. Y plantea un bonus variable ridículo, condicionado al cumplimiento de objetivos y no consolidable en tablas", ha criticado Simón García.

"Pero, además, pretende imponer vía convenio una flexibilidad laboral inaceptable, quiere rebajar de categoría a todos los compañeros que superen el nivel AW27 y, aún peor, quiere imponer una doble escala salarial agravada sobre la que ya tienen ahora durante dos años las personas que se incorporan a la empresa, y que en el nuevo convenio la empresa quiere mantenerles durante seis años", ha añadido.

Además, la empresa también se niega a establecer límites a la contratación eventual vía ETT, que en la actualidad oscila entre un 15 y un 20% de la plantilla directa. A los trabajadores de ETT se les hacen contratos semanales con seis horas de jornada diaria.

CCOO ha comentado que justamente ahora, en vísperas de la huelga, Mercedes-Benz España está incrementando de forma notoria la contratación de trabajadores de ETT y adelantando pedidos para tratar de minimizar el impacto de los paros que comienzan el lunes. El comité ha denunciado ante la Inspección de Trabajo estas maniobras de la empresa, que podría estar incurriendo en vulneración del derecho de huelga.