Las cuatro personas que supuestamente protagonizaron en la madrugada del sábado al domingo un episodio de violencia con destrozos y amenazas al personas sanitario del Punto de Atención Continuada (PAC) del Centro de Salud de Santa Olalla (Toledo) están siendo investigadas.

Así lo ha indicado a preguntas de los medios el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, quien ha indicado que se investiga si estos cuatro individuos han cometido alguna irresponsabilidad por si se les puede juzgar por estos hechos.

Tierraseca ha aprovechado para mostrar su “firme apoyo” al personal sanitario. “Vamos al luchar firmemente por sus derechos y porque no ocurran hechos de estas características, menos con personas que han mostrado su implicación en una época tan difícil en nuestro país”, ha concluido.