Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega Pérez, se ha desplazado días pasados hasta Corduente para visitar el final de los trabajos de conservación que la Institución Provincial ha llevado a cabo en la Carretera que va desde el Santuario de la Virgen de la Hoz hasta Cuevas Labradas, y de aquí a Torete.

Las actuaciones, que fueron adjudicadas por un total de 517.000 €, han consistido en el asfaltado de un tramo de 12 kilómetros, y la señalización horizontal y vertical de la carretera.

Este trabajo forma parte de la inversión que la Diputación de Guadalajara ha acometido para conservación de carreteras en las últimas semanas, en la comarca del Señorío de Molina de Aragón, por un total de 640.670 €.

En esas obras de conservación se contemplan los refuerzos del firme de la GU-9059, en el tramo de Molina de Aragón hasta Castilnuevo, y en la GU-418, en la carretera de La Yunta frontera con Aragón, con un presupuesto de 87.500 €.

“Principalmente por seguridad, la Diputación de Guadalajara debe realizar un especial esfuerzo en la conservación de la red de carreteras provincial, para mejorar la movilidad y comunicaciones entre nuestros pueblos”, ha valorado el presidente durante la visita.

Mejora del acceso a Checa

La Diputación de Guadalajara, también estos días atrás, ha concluido las obras en el acceso al municipio de Checa, en el tramo de la CM-2111 que conecta el cruce de la calle Larga con el Camino del Santo Cristo, por una inversión de 36.136 €. Unos trabajos que se han centrado en el refuerzo del firme para mejorar la capa de rodadura, su impermeabilidad y adherencia.

Desde el departamento de Infraestructuras de la Diputación, que dirige el vicepresidente Pedro David Pardo, se ha destinado una importante partida para el arreglo de caminos en una quincena de municipios y pedanías del Señorío.

En total, se han arreglado 119 kilómetros en Adobes, Algar de Mesa, Alustante, Baños de Tajo, Campillo de Dueñas, Castellar de la Muela, Checa, Chequilla, Corduente, Cuevas Labradas, Lebrancón, Teroleja, Torete, Embid y Hombrados. Los trabajos han supuesto una inversión de 136.730 €.

“Tan importantes son las carreteras como los caminos por los que a diario circulan nuestros agricultores y ganaderos. Las lluvias y el paso del tiempo erosionan irremediablemente el terreno, y si no es con el apoyo de la Diputación, muchos de estos pueblos no podrían actuar en esta dirección”, ha manifestado Pardo, también durante la visita a la zona de Molina de Aragón.