ALBACETE, 5 (EUROPA PRESS)

La Mesa Regional del Agua de Castilla-La Mancha, celebrada en Albacete, ha acordado abrir un plazo de observaciones al texto hasta el 20 de octubre y la realización de encuentros sectoriales. Todo ello, de manera previa a la nueva convocatoria de la mesa, que será antes del 15 de noviembre, para cerrar definitivamente el acuerdo y el documento de posición.

Una segunda cita que, tras la del pasado 31 enero de este año, y debido a la pandemia, se ha tenido que realizar por videoconferencia, con la participación de 58 entidades sociales, económicas, medioambientales o la presencia de los partidos políticos, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El punto de partida era el documento trabajado con las alegaciones recibidas en esta primera cita y las que de manera posterior se han ido recibiendo en la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural por parte de los integrantes de la mesa, con el objetivo de avanzar en el documento definitivo que sea apoyado por todos para defender los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha en materia hídrica a través de un “proyecto colectivo”.

Así lo ha señalado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha destacado al término de la reunión que ha habido “un consenso muy generalizado, muy amplio por parte de los integrantes en la mesa sobre el documento y sobre el interés en defender los intereses de los ciudadanos”.

Así en esta reunión, se ha acordado dar un plazo máximo, hasta el 20 de octubre, para realizar observaciones al texto. También, se realizarán reuniones sectoriales con ecologistas, agricultores, regantes, por ejemplo. Todo ello, de manera previa a la nueva convocatoria de la mesa, que será antes del 15 de noviembre, para cerrar definitivamente el acuerdo en esta materia en nuestra Comunidad Autónoma.

De lo que se trata, ha apuntado Arroyo, es de cerrar un documento de posición en esta materia de manera conjunta para así poder “presentarnos con más fuerza ante aquellos que tenemos que negociar en materia de agua”.

En esta línea, ha recordado las negociaciones que se mantienen con los regantes, con las diferentes cuencas y los avances con el Ministerio para la Transición Ecológica. En este punto, el consejero ha recordado el acuerdo alcanzado para la concesión de una subvención directa en favor de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha con la finalidad de ejecutar actuaciones en los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía para la mejora de los servicios relacionados con el agua y el reto demográfico que deben prestarse, con una cuantía económica de 40 millones de euros.

También, el acuerdo alcanzado con la Confederación Hidrográfica del Segura para movilizar 7 hectómetros cúbicos de agua para regadíos sociales o los pasos dados para la elaboración de una Ley de Aguas que verá la luz, se estima, en el primer trimestre del año próximo o el ambicioso plan de depuración puesto en marcha para mejorar el agua y la apuesta por un suministro de agua potable de calidad y cantidad para los habitantes. A esto, se le une el paso fundamental dado hacia la apertura del ramal de la tubería a la Llanura Mancha, donde se siguen suscribiendo ayuntamientos para su puesta en marcha, una infraestructura, que podría estar en marcha en 2021.

De forma previa a esta segunda reunión, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, en declaraciones a los medios de comunicación, ha afirmado que en el primer encuentro ya se percibió el interés de todos los agentes, económicos, sociales, ambientales, de defender los intereses en materia hídrica todos juntos.

UN DOCUMENTO EN EL QUE TODO EL MUNDO SE SIENTA CÓMODO

El documento presentado hoy “no pretende forzar posicionamientos en ningún caso, sino que todo el mundo se sienta cómodo”, ha señalado Martínez Arroyo. Este esfuerzo que se hace en Castilla-La Mancha, ha resaltado, no se ha hecho en otras comunidades autónomas, incluyendo al conjunto de la sociedad civil, y “aquí queremos contar con todos”.

El consejero ha afirmado sentirse optimista ya que era difícil quedarse al margen “de un documento que no tiene aristas y lo que pretende es defender los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”. Así, apelaba a todas las partes y en especial a las fuerzas políticas en primer lugar, por ser los que representan a los ciudadanos y deben estar “al lado de los ciudadanos”.

En la reunión de hoy el consejero ha estado acompañado por el director de la Agencia del Agua, José Manuel Martín, y el delegado de Agricultura en Albacete, Ramón Sáez.