Este martes ha sido día de inauguración de la sede de campaña del PSOE de Guadalajara con la vista puesta en las elecciones municipales. Por allí andaba en la mañana media candidatura, así como el alcalde de Marchamalo, Senador del Reino y ¿próximo presidente de la Diputación?, Rafael Esteban, muy afanoso en poner en marcha un nuevo reclamo para que Alberto Rojo tenga más fácil ser alcalde de la capital.

Rojo, que no es adjetivo sino apellido, aparece en el escaparate de la antigua tienda de confección de "Sara Sanz" con un cartel en ristre, que le convierte en un intermedio entre ejecutivo feliz y obrero satisfecho de su obreridad y de sí mismo. Miren la foto y digan que no…

Casi enfrente, los de AIKE han adaptado para sus cosas el local que fue antaño de la zapatería "Calzados Barcelona", que en fechas aún recientes fue lugar donde hacerse las uñas y antes incluso, fugaz intento de heladería.

Del PP, poco se sabe, aunque recordemos que llegó a ocupar los bajos de la Cámara de Comercio para estos fines electorales antes de que lo hiciera una inmobiliaria para ganar dinero con ladrillos.

Ciudadanos, en la calle Sigüenza. ¿Vox? En la mente de todos, para bien o para mal.

Y la campaña, que ya está en marcha sin haber empezado.