25.3 C
Guadalajara
17 julio 2024
InicioLocalLa Universidad de Alcalá firma un protocolo contra la violencia de género

La Universidad de Alcalá firma un protocolo contra la violencia de género

-

La Universidad de Alcalá y la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha han suscrito este martes en Guadalajara un protocolo general de actuaciones frente a la violencia de género al que ya se ha sumado la universidad regional, y con el que se persigue seguir incidiendo en la concienciación en la lucha contra este tipo de violencia y en pro de las políticas de igualdad, en este caso, entre la población de la universidad alcalaína.

El convenio, que comenzará a funcionar a partir de este mismo martes 24 de octubre, ha sido suscrito por parte del rector de la universidad de Alcalá, José Vicente Saz, y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, en el Campus Universitario de la capital alcarreña, con la presencia en el acto, entre otros, de la subdelegada del Gobierno en Guadalajara, Mercedes Gómez.

Según Francisco Tierraseca, la andadura se iniciaba hace cuatro años con el fin de mejorar la convivencia en los centros educativos, para lo cual, personal de la Guardia Civil y Policía Local se ha personado en las de Bachillerato y Formación Profesional impartiendo charlas para concienciar a los jóvenes de Educación Secundaria en un ámbito que ahora se hace extensible a los estudiantes universitarios de la UAH.

Según el delegado del Gobierno, les faltaba este eslabón para que las cinco provincias de Castilla-La Mancha pudieran tener el mismo peso, no solo a nivel de sensibilización sino de formación» y con la firma de este protocolo ya se ha alcanzado.

«Hoy culmina un objetivo que nos planteamos hace cuatro años de cumplir con las funcione que tiene la Delegación del Gobierno y cada una de las cinco provincias de Castilla-La Mancha en cuanto a labor de sensibilización frente a la violencia de género y la protección de las mujeres que son víctimas de este tipo de violencia», ha señalado el delegado del Gobierno.

También ha resaltado la intención de incidir en la población más joven de Castilla-La Mancha en base a los datos y la realidad que representa la violencia de género en esta región y en la provincia alcarreña, una realidad que ha querido transmitir porque cree que, a veces, uno no llega a ser consciente de lo que esta lacra representa en cuento a mujeres que necesitan a diario algún tipo de protección.

En la región son ya 4.058 las mujeres que necesitan de algún tipo de protección por parte de la Policía Nacional, Guardia Civil o Policía Local, y en el caso de la provincia alcarreña se traduce en 461 las mujeres que la precisan y dos mujeres las que sufren un riesgo de nivel alto también en esta provincia, ha recalcado el delegado.

Así, en lo que va de año han fallecido a nivel nacional 52 mujeres por este tipo de violencia, dos de ellas en Castilla-La Mancha. Y ante esta situación, Tierraseca ha agradecido a una institución académica como es la UAH el que se haya sumado a esta lucha contra la violencia de género, haciendo, además, con un llamamiento también a que toda la sociedad de incorpore en esta lucha.

En estos cuatro años la Delegación lleva firmados un total de 32 convenios con ayuntamientos de la región para que los policías locales formen parte de esa red de protección, y en el caso de Guadalajara son cinco las localidades que se han adherido: la capital, Azuqueca de Henares, Alovera, Cabanillas y Torrejón del Rey.

El delegado del Gobierno en la región ha hecho un llamamiento a todas aquellas localidades que cuenten con un cuerpo de la Policía Local se incorporen a esta lucha porque «las cifras» aconsejan la necesidad de que cada vez haya más instituciones que se sumen a esta lucha.

Para el próximo día 3 de noviembre ya hay prevista una primera jornada sectorial en Guadalajara sobre formación en este área en una actuación conjunta con la UAH. «Nuestro papel es colaborar en una formación complementaria a la estrictamente académica», ha subrayado el delegado del Gobierno.

GENERAR CONOCIMIENTO

De su lado, el rector de la Universidad de Alcalá ha dado las gracias al delegado por darles la oportunidad de seguir potenciando las actuaciones en la lucha contra la discriminación y en favor de la igualdad, reconociendo que la violencia contra la mujer y la desigualdad «es un problema de educación y de formación» y que la manera de afrontarlo ha de pasar también por generar conocimiento y formar a las personas.

Para José Vicente Saz es fundamental que los estudiantes estén bien formados y educados en todo lo que tiene que ver con la violencia de género y en igualdad porque «solo conociendo el problema en profundidad seremos capaces de erradicarlo». «Ojalá en muy pocos años no haya que firmar un protocolo en defensa de la mujer y por la igualdad», ha remarcado.

«Esperamos que todas aquellas iniciativas que quieren que lleve a cabo la población joven, nos las transmitan para que seamos el órgano ejecutor», ha incidido, y ser capaces también después el impacto que las mismas pueden tener.