4.7 C
Guadalajara
28 febrero 2024
InicioProvinciaLas penurias de agua de un pueblo de Guadalajara en verano

Las penurias de agua de un pueblo de Guadalajara en verano

Este pequeño pueblo tiene dos captaciones: un sondeo situado 1.500 metros al sur del caso urbano y un manantial situado a poco menos de dos kilómetros al norte del pueblo, en la falda sur de la Sierra de Pela. Los principales problemas en el abastecimiento son el escaso caudal y la mala calidad del agua suministrada por sus captaciones.

-

Romanillos de Atienza es un pueblo de apenas 20 habitantes en invierno. Es similar a tantos otros de la provincia de Guadalajara y, al igual que otros tantos, los problemas con el suministro del agua se acentúan cuando llega el verano y con el buen tiempo, los veraneantes.

Este pequeño pueblo tiene dos captaciones: un sondeo situado 1.500 metros al sur del caso urbano y un manantial situado a poco menos de dos kilómetros al norte del pueblo, en la falda sur de la Sierra de Pela. Los principales problemas en el abastecimiento son el escaso caudal y la mala calidad del agua suministrada por sus captaciones.

En el caso del sondeo, al carecer de bomba, proporcionaba un caudal muy escaso, claramente insuficiente para abastecer a la población durante el verano, que llega a los 150 habitantes. En cuanto al manantial de la Sierra de Pela, aunque su caudal es mayor, carece de tratamiento de desinfección, por lo que no es un agua apta para el consumo humano.

Las autoridades se han fotografiado ante las obras para la captación de agua en Romanillos.
Las autoridades se han fotografiado ante las obras para la captación de agua en Romanillos.

¿Qué hacer para garantizar el agua?

Ante esta situación, en octubre de 2018, se realizó un nuevo sondeo cercano a la población, que proporcionó un caudal suficiente. Para aprovechar dicho sondeo, el proyecto contemplaba el equipamiento del mismo mediante bomba, tubería y cableado, así como la colocación de los correspondientes accesorios hidráulicos y eléctricos, como válvulas, contador y cuadro eléctrico. Además, se incluía la ejecución de una nueva tubería de impulsión de casi un kilómetro de longitud entre el sondeo y el depósito regulador existente.

En la actualidad la obra se encuentra a poco más del 50 por ciento de su ejecución y está previsto que acabe en el plazo de un mes, casi con el verano vencido.

Hasta el momento se ha ejecutado la conducción entre el sondeo y el depósito, mediante la excavación de zanja y la colocación de tubería de polietileno y se ha colocado el cable hidronivel. Queda pendiente el equipamiento del sondeo y la acometida eléctrica en baja tensión.

El delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la provincia de Guadalajara, Santos López, acompañado del alcalde de Romanillos de Atienza, Iván Casado, y varios técnicos ha visitado estos días las obras que el Gobierno regional financia en el municipio para garantizar el abastecimiento de agua y que tienen un coste de 48.399 euros.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda.

Más información: