Los militares ya se encontraban dispuestos para la tarea a primera hora del jueves en Cabanillas del Campo.
Los militares ya se encontraban dispuestos para la tarea a primera hora del jueves en Cabanillas del Campo.

Ya se dejan ver por las calles de la capital, con sus camiones verdes. También por Cabanillas del Campo. Más de un centenar de militares se suman al operativo de restablecimiento de la normalidad tras el temporal. Son, concretamente, 135 efectivos del Ejército de Tierra. Participarán en “tareas prioritarias” derivadas del paso de la borrasca Filomena por Guadalajara.

En la capital, empezará por la zona centro para desplazarse después a otras zonas de la ciudad. A primera hora del jueves trabajaban en la calle Toledo.

Se trata de un total de 135 efectivos y 22 vehículos de la Brigada Extremadura XI del Ejército de Tierra, con base en Badajoz, que llegarán este mismo miércoles a Guadalajara para colaborar en trabajos de apertura de accesos y otras labores orientadas a paliar los efectos de las nevadas.

Esta dotación incorpora medios propios de ingenieros, así como maquinaria pesada y ligera, y a su llegada ha quedado alojada en el gimnasio del instituto Brianda de Mendoza de la capital alcarreña, según ha informado la Delegación del Gobierno.

En principio, está previsto que actúen en Guadalajara y Cabanillas del Campo, además de la urbanización Nueva Sierra, de Albalate de Zorita, de acuerdo con las prioridades establecidas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Tanto la capital como la vecina localidad de Cabanillas del Campo solicitaron ayuda para apoyar a los operarios municipales en reapertura de accesos a servicios esenciales y en la recuperación de la normalidad ciudadana.

En el caso concreto de Cabanillas, este jueves llegan 18 militares, esencialmente para la limpieza de placas de hielo en los accesos a edificios e instalaciones públicas de concurrencia (como colegios, instalaciones deportivas, Biblioteca, Centro de la Mujer, Casa de la Cultura, etcétera), así como en las calles y viales que aún tienen más acúmulos de hielo.

Un miércoles de mucho trabajo en la provincia

Es esta la noticia más destacada, pero no la única, de este 13 de enero de 2021 en cuanto a las consecuencias de la gran nevada sufrida por toda la provincia.

Además de las intervenciones de la Guardia Civil que ya han podido conocer los lectores de LA CRÓNICA, reseñar que en el servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Guadalajara se han atendido este martes diez fracturas de muñeca y otras diez de tobillo.

Ubicación del tramo de la ÇCM-1005 que aún permanece cortado el lunes, por la nieve. (Croquis: Google Maps)
Ubicación del tramo de la CM-1005 que aún permanece con problemas. (Croquis: Google Maps)

Estado de las carreteras

En lo que se refiere al estado de las carreteras, en la red regional todas se encuentran abiertas al tráfico a excepción, en estos momentos, de un tramo de la CM-1005, concretamente el tramo que va desde el kilómetro 8 hasta el límite de la provincia con Soria. Entre los kilómetros 0 y 8 está permitida la circulación con cadenas y está prohibido el tránsito de vehículos pesados, condiciones que se repiten en la CM-1000.

No obstante, se pide que se extreme la precaución al volante ante la presencia de hielo en las calzadas, para el que el operativo de la Consejería de Fomento en Guadalajara sigue trabajando.

En concreto, desde las 12 de la noche hasta las 12 del mediodía se han esparcido 185 toneladas de sal en las carreteras de la provincia.

En cuanto a las carreteras del Estado, se encuentran todas transitables y en nivel amarillo, aunque es necesario extremar la prudencia en la conducción.

Igualmente, todas las carreteras de la red provincial permanecen abiertas desde el día de ayer, si bien toda la maquinaria de la Institución provincial se encuentra realizando en la jornada de hoy trabajos de conservación y mantenimiento de las vías.