24.2 C
Guadalajara
21 julio 2024
InicioCulturaLo último de Buero Vallejo tienes que ir a verlo a Madrid

Lo último de Buero Vallejo tienes que ir a verlo a Madrid

La Biblioteca Regional de Madrid recoge el legado de Buero Vallejo en una exposición con manuscritos y correspondencia.

-

La Biblioteca Regional de Madrid del Complejo El Águila recoge desde este martes y hasta el 22 de octubre el legado del escritor guadalajareño Antonio Buero Vallejo, autor fundamental del teatro español del siglo XX, en una nueva exposición con entrada gratuita que se compone de manuscritos, correspondencia, partituras y recortes de prensa.

La muestra, bajo el nombre de ‘Buero será su obra’, está dedicada a la vida y la obra del escritor. El consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Mariano de Paco, ha sido el encargado de presentar la exposición, comisariada por los catedráticos Mariano de Paco de Moya y Virtudes Serrano, muy vinculados al autor.

El consejero ha destacado que se trata de una gran oportunidad para los amantes del dramaturgo para conocer su obra, ya que el Gobierno regional adquirió su legado el 19 de julio de 2021. «Antonio Buero Vallejo no necesita ni presentación ni excusa para recordarlo. Esta exposición es una obligación y una ocasión se sumergirse en su personalísimo y amplio mundo», ha señalado.

La muestra cuenta, además, con un programa de conferencias, conciertos, representaciones teatrales y visitas guiadas, que permitirán conocer en profundidad el trabajo de Buero Vallejo.

Así, durante la visita, el espectador realizará un recorrido por los acontecimientos más importantes de su vida, como el hecho de que fue condenado a muerte tras la Guerra Civil y permaneció preso desde 1939 hasta 1946.

Durante su cautiverio coincidió con el poeta Miguel Hernández entablando con este una fuerte amistad. Precisamente, a él se debe el título de la exposición por unas declaraciones suyas realizadas en 1979. «Cuando Buero deje de existir ya no quedará más que su obra y Buero será su obra», afirmó.

Además de otras piezas, reúne documentos como manuscritos autógrafos, fotografías, partituras, videos, libretos, recortes de prensa, contratos y correspondencia que se han conservado gracias a la familia de Buero Vallejo.

La exhibición ha sido comisariada por Mariano de Paco de Moya, catedrático de Literatura Española (Siglo XX) de la Universidad de Murcia y académico de número fundador de la Academia de Bellas Artes de Santa María de la Arrixaca de Murcia.

Asimismo, es responsable de publicaciones y ediciones sobre Antonio Buero Vallejo del quien ha editado su Obra completa, en colaboración con Luis Iglesias Feijoo.

Y también por Virtudes Serrano, catedrática de Lengua y Literatura, investigadora del Grupo de Estudios de Literatura Española GELITE, en la Universidad de Murcia, quien ha centrado sus trabajos en el teatro contemporáneo, especialmente en la dramaturgia femenina, y ha editado varias de las obras del escritor.

Una trayectoria nacida en Guadalajara

Buero Vallejo (Guadalajara, 1916-Madrid, 2000) es uno de los escritores fundamentales del teatro español del siglo XX, dotado de una habilidad para sumergir al público en las historias que narra.

Miembro de la Real Academia Española desde 1972, recibió los más importantes premios de España como el Cervantes, el Nacional de las Letras o el Nacional de Teatro, que recogió en cuatro ocasiones.

Su debut se produce en 1949 con la publicación de ‘Historia de una escalera’, galardonada con el Premio Lope de Vega y que tuvo un gran éxito de público en el Teatro Español de Madrid. Su estreno supuso un acontecimiento teatral que influyó en la dramaturgia que se estaba haciendo en España.

Durante las décadas posteriores crea y pone en escena trabajos tan relevantes como ‘La tejedora de sueños’ (1951), ‘La señal que se espera’ (1952), ‘Casi un cuento de hadas’ (1953), ‘Madrugada’ (1953), ‘Hoy es fiesta’ (1956) o ‘Un soñador para un pueblo’ (1958).

A pesar de los difíciles años por los que atravesaba España y la censura, continuó estrenando ‘Las Meninas’ (1960), ‘El concierto de San Ovidio’ (1962), ‘Aventura en lo gris’ (1954), o ‘El tragaluz’ (1967).

En la década de los 70, su actividad creativa no cesó y sobresalieron, entre otras, ‘Jueces en la noche’ (1979), ‘Caimán’ (1981) y ‘Diálogo secreto’ (1985) o su versión de ‘El pato silvestre’, de Henrik Ibsen, en 1982.

Su producción literaria deja un importante catálogo que abarca desde el simbolismo, al teatro social y los dramas históricos, compaginando su éxito en este campo con su otra gran pasión, la pintura. En 1997 ve la luz su última obra, ‘Misión al pueblo desierto’, estrenada en Madrid dos años después

Para su puesta en marcha de esta exposición, se ha contado con la colaboración de Carlos Buero Rodríguez –hijo del literato y que ha participado también en la presentación–, el Archivo General e Histórico de Defensa, el Archivo Histórico de Guadalajara, el Archivo Regional de Madrid o el Ayuntamiento de Guadalajara.

También, con la Biblioteca Nacional de España, el Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM, Ministerio de Cultura y Deportes), la Fundación Juan March, el Museo Nacional de Teatro de Almagro, la Sociedad General de Autores y Televisión Española.