Teresa Ribera
Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno de España.

La vicepresidenta para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno central, Teresa Ribera, ha asegurado que no ve “fácil” recuperar el proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC), cuya construcción estaba prevista en la localidad conquense de Villar de Cañas, y ha manifestado que hay que decidir “si hay que instalar uno, dos o tres emplazamientos”.

En una entrevista concedida al diario El País, Ribera ha manifestado que “en ninguna circunstancia” ve fácil abordar de nuevo el proyecto del ATC en Villar de Cañas. Para descartar esa posibilidad estima que “la realidad mostró que la gestión del proyecto no había sido particularmente acertada”, además de resaltar la “oposición muy fuerte en todos los niveles” a su construcción.

La vicepresidenta ha señalado que, para poder volver a abordar la puesta en marcha del silo, “tendrían que resolverse los problemas técnicos, que requerirían una inversión adicional muy importante”.

“Pero tenemos la responsabilidad de abordar una solución para los residuos nucleares y abrir el debate con prudencia y seriedad. Hay que decidir si hay que instalar uno, dos o tres emplazamientos y si hay que hacerlo por regiones”, ha manifestado.

Hace una década pudo estar en Guadalajara

Lo más cerca que ha estado Guadalajara de albergar un cementerio nuclear para toda España fue hace ahora justamente una década. En enero de 2010, el pleno del Ayuntamiento de Yebra aprobó, con los votos a favor de los cinco concejales del PP y los votos en contra de los dos ediles del PSOE, su candidatura para albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Residuos Nucleares, en una sesión abarrotada de gente, partidarios y detractores de la iniciativa, que tuvo que ser interrumpida en varias ocasiones. Al final, el proyecto se ubicó en Villar de Cañas, en la provincia de Cuenca, donde apenas se iniciaron las obras, pero donde sí que hubo tiempo para que se desatara una peculiar “fiebre del oro” especulativa que terminó en nada.

Pasado el tiempo, quien era entonces alcalde de Yebra, Juan Pedro Sánchez, lo sigue siendo. Además, acaba de ser elegido presidente de AMAC, la asociación que agrupa a los pueblos de zonas con centrales nucleares, un cargo de relevancia nacional.

• El alcalde Yebra, de misión en Helsinki, donde ha visitado un cementerio nuclear