Tras acometer al caballo y desmontar al jinete, el toro tuvo a merced al animal pese a los intentos de varios corredores.
Tras acometer al caballo y desmontar al jinete, el toro tuvo a merced al animal pese a los intentos de varios corredores.

Un caballo es alcanzado por un toro, siendo corneado en repetidas ocasiones y quedando a merced del astado una vez que su jinete es desmontado. Las acometidas se suceden, a pesar de que algunos de los participantes en el encierro intentan, a cuerpo limpio, salvar al animal. Esa es la circunstancia supuestamente ocurrida en el encierro de Torija, ilustrada con un vídeo, que la asociación «Guadalajara Antitaurina» esgrime contra la celebración de este tipo de festejos.

«El público se lamentaría durante minuto y medio, pero en el vídeo podemos distinguir que lo asumen al momento: están acostumbrados a estos trágicos desenlaces», especula el autor del comunicado, se supone que al hilo del comentario de una espectadora, que se escucha al final de la secuencia.

Aseguran desde la asociación abolicionista que el vídeo les fue remitido por un vecino de la localidad, que habría querido guardar su anonimato.

Del desarrollo de la jornada del sábado, 30 de octubre de 2021, en Torija da una idea más completa el siguiente vídeo, distribuido por Youtube, canal que está siendo desde hace meses muy restrictivo con los contenidos taurinos, por considerarlos violentos:

Ayuntamiento del PSOE, destacan los animalistas

Desde «Guadalajara Antitaurina» hablan de «abominable maltrato» y «hampa taurópata», además de trazar un escenario de «menores de edad corriendo delante de animales que aterrorizados hullen (sic) de una muchedumbre que los acosa, los persigue y los tortura hasta la muerte».

Destacan los animalistas que «de nuevo es el PSOE quien gobierna en este pueblo y
autoriza estas cruentas prácticas. Un ayuntamiento que paga con dinero público las reses (o reos), los seguros, los permisos y un sinfín de gastos que asume toda la ciudadanía».

«Los más bajos sadismos»

Califican de «demenciales» los encierros, «festejos en los que cualquiera que desee asistir, puede acorralar, violentar, agredir e incluso atropellar a los animales. Sin matizar con eufemismos estas vergüenzas, nos llegan a diario vídeos y fotografías aberrantes. En los propios foros tauricidas podemos leer cómo se vulnera la integridad, dignidad y protección de los animales utilizados para saciar los más bajos sadismos. Les lanzan petardos, les acosan con picas, les empujan a zanjas, les atropellan con todoterrenos… Brihuega, Loranca de Tajuña, Torija. Siempre financiado con dinero público que pagan los ayuntamientos, la Diputación y el mimo y subvenciones de la Junta de Comunidades de Castilla–La Mancha», argumentan desde la misma asociación.

Las críticas recaen también sobre la Guardia Civil pues, según aseguran desde «Guadalajara Antitaurina» en el comunicado remitido, el instituto armado «consiente y acompaña esta calamidad, siendo testigos de todo tipo de negligencias».

Más información: