Coche patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Crónic@
Coche patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected]

El Ayuntamiento de Guadalajara va a reforzar estos días de septiembre, coincidiendo con las fechas en las que cada año hasta la llegada del COVID-19 se celebraban las Ferias de la capital, el dispositivo de vigilancia y control de la Policía Local para impedir que se realicen botellones.

Así lo ha indicado, a preguntas de los medios, la concejala de Festejos, Sara Simón, quien ha aprovechado su comparecencia para pedir a todos los vecinos «calma y responsabilidad», especialmente a los más jóvenes.

«Estamos muy cerca de acabar con una de nuestras peores pesadillas y es momento de ser responsables y de cuidarnos», ha manifestado.

La edil ha asegurado que el Ayuntamiento lleva todo el verano vigilante para impedir también la realización de botellones y fiestas privadas y, en este sentido, ha avanzado como solo el pasado fin de semana la actuación de la Policía Local concluyó con una veintena de denuncias por botellón.

La concejala de Festejos ha apuntado también, que el equipo de Gobierno está trabajado desde hace tiempo para tratar de impedir que en Guadalajara se vean «lamentables imágenes» como las que se están viendo en otras ciudades del país estos días. «Queremos evitar imágenes como esas dentro de un marco de no fiestas», ha subrayado.

Simón manda a Carnicero al psicólogo

Sobre la petición de dimisión formulada por el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Jaime Carnicero, tras suspenderse los festejos taurinos este septiembre en la capital alcarreña, Simón ha lamentado la obsesión que tiene el edil ‘popular’ con ella y le ha recomendado acudir a algún profesional para tratárselo.

«Todos, de vez en cuando, tenemos este tipo de paranoias como tiene Jaime Carnicero», ha dicho, tras recordarle que, en todo caso, quien pone o quita gobiernos con su voto son los ciudadanos y recordándole que «tome conciencia» de que la ciudadanía le colocó a él en la oposición.

Simón se ha referido también a la provocación que se está viendo estos días en las redes sociales por parte de algunas personas y ha apuntado que espera que quienes están fomentando los insultos desde sus perfiles, cuando la situación mejore y vuelvan los eventos taurinos, pidan perdón.

La edil ha insistido en que este septiembre no habrá eventos taurinos porque el pliego se ha quedado desierto y con cierta ironía, ha aseverado que, en todo caso, «si eso es un delito», pedía perdón, sin descartar que pueda celebrarse alguno próximamente.

De hecho, ha explicado que están trabajando para aprobar una tasa para ceder la plaza de toros en una situación de legalidad así como en la elaboración de un reglamento para que se pueda utilizar el coso, algo que podría ser una realidad en noviembre.

Así, en caso de que finalmente esta fuese la fecha ha apuntado que, a partir de ese momento, cualquier empresa que quiera realizar un evento taurino podrá solicitar el Coso de las Cruces y «se le cederá en una situación de legalidad, algo que el PP no hizo», ha concluido.