El alcalde Alberto Rojo rodeado de alguno de sus concejales.
El alcalde Alberto Rojo rodeado de alguno de sus concejales.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha abierto este mismo lunes tres nuevas líneas de ayuda por valor de 306.000 euros para ayudar a cubrir las necesidades alimentarias, ropa e higiene de la población infantil y ayudas para la vuelta al colegio, así como al pequeño comercio local, ya que será donde los usuarios tendrán que hacer el gasto que se les conceda.

Según ha explicado el alcalde, Alberto Rojo, en uno de los barrios con mayor presencia de comercios como es el de La Amistad, aunque las ayudas van dirigidas a personas con necesidades económicas, también se va a beneficiar al comercio local que se quiera adherir a formar parte de los establecimientos en los que los usuarios beneficiados podrán canjear las tarjetas monedero que se les faciliten, todo ello tras una selección previa por parte de las trabajadoras sociales del Ayuntamiento.

Tarjeta monedero

Las líneas de ayuda se otorgarán a través un sistema de tarjeta monedero que funcionará de forma similar a una tarjeta de crédito y que permitirá el anonimato de su usuario, realizándose el ingreso al establecimiento en el mismo momento en el que se realiza la compra; y en cuanto a los comercios que se adhieran a la iniciativa, tendrán a la entrada del mismo una pegatina identificativa para que el beneficiario sepa que ahí puede.

Falta de comida

“No queremos dejar a nadie atrás en el camino”, ha indicado el alcalde a los medios de comunicación, arropado de varios miembros de su equipo de Gobierno, tras incidir en que el objetivo pasa por poner todos los medios económicos y humanos que se precisen para ayudar a las personas con motivo de esta pandemia, porque “hay más personas con dificultades y hay que estar ahí”.

Ropa y pañales para los niños

En cuanto al destino de las líneas de ayuda, la más cuantiosa está dotada con 150.000 euros y va dirigida a paliar las necesidades alimentarias de aquellas personas “que no tengan un trozo de pan llevarse a la boca y que tengan unas comidas estables”, cantidad que se suma a los 45.000 destinados tras la COVID.

Habrá otra línea dirigida a la compra de ropa, calzado y pañales para los más pequeños, dotada en este caso con 84.000 euros y, por último, otra para cubrir las necesidades de material escolar no curricular en la vuelta al cole de los más pequeños, para la que hay prevista una partida de 65.000 euros.

En este caso concreto se trata de ayudas para la adquisición de mochilas, estuches, cuadernos o bolígrafos, entre otro material. Ayudas que, según ha insistido el alcalde, también buscan apoyar al pequeño comercio de la capital ya que las adquisiciones tendrá que realizarse en ellos.

No obstante, el alcalde ha señalado que en función de como vaya la situación, el Ayuntamiento estará preparado para cubrir las necesidades que sean precisas porque se trata de “algo de justicia y de sentido común”.

Con valoración de los servicios sociales

En cuanto al modo de gestión, las personas que tengan dificultades en cualquiera de estos aspectos pueden dirigirse desde este mismo lunes a los Servicios Sociales municipales y, previo análisis de la situación, se procederá a su concesión si se verifica que alguien necesita para comer, o su hijo precisa de unos zapatos, y “el Ayuntamiento está preparado para ello”, ha subrayado el alcalde.

Son ayudas enmarcadas dentro del Pacto por la Recuperación Económica y Social puesto en marcha el equipo de Gobierno con motivo de la COVID-19, adoptadas de la mano de los agentes sociales y el Tercer Sector, para cuya puesta en marcha ha habido que realizar algunas modificaciones presupuestarias, tal y como ha recordado también Rojo.

Hasta ahora son 56 los establecimientos comerciales de Guadalajara que se han adherido, pero está abierto el plazo para que se sumen otros que lo deseen.

Esfuerzo “titánico”, dice Rojo

El alcalde ha insistido en que el Ayuntamiento estará con todos los vecinos en esta crisis sanitaria y económica, resaltado el “esfuerzo titánico” de las concejalías implicadas en la atención a colectivos con necesidades y cifrando en más de 3.000 las personas que han recibido atención desde el inicio de la pandemia en la ciudad.

El plazo de finalización de estas ayudas está fijado, en principio, para el próximo 15 de diciembre.