Nuevos equipos de ventilación mecánica en el Hospital de Guadalajara.
Nuevos equipos de ventilación mecánica en el Hospital de Guadalajara.

La Gerencia del Área Integrada de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha dotado de tres nuevos equipos de ventilación mecánica no invasiva de alta gama a la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), a cargo del servicio de Neumología del Hospital de Guadalajara.

Se trata de tres ventiladores de última generación para el tratamiento de pacientes con insuficiencia respiratoria grave que no precisen intubación. Estos equipos cuentan con batería que les dota de movilidad, si bien se ubicarán en un área con cuatro camas que se han dispuesto en la UCRI para los pacientes más graves. Se trata de una zona de fácil visualización para facilitar la vigilancia de estos pacientes desde el control de Enfermería.

Los nuevos equipos permiten incrementar el equipamiento tecnológico con que cuenta la UCRI, que de este modo dispone de diez equipos con los que puede atender a más pacientes y, por las características de los nuevos ventiladores, a pacientes en situación de mayor gravedad. Incluso, destaca la neumóloga Olga Mediano, harán posible una salida más temprana de pacientes desde la Unidad de Cuidados Intensivos.

“En el caso de pacientes extubados, podrían salir antes de la UCI gracias a estos equipos que van a proporcionarles el soporte ventilatorio que aún puedan precisar y así servimos de apoyo a la UCI y contribuimos a liberar camas en la misma a través de la unidad de cuidados intermedios”, explica.

Por otra parte, se han adquirido para la UCRI unos sistemas que han resultado de gran utilidad para el tratamiento del Covid-19, consistentes en mascarillas para un sistema de presión espiratoria positiva (PEEP) y sistemas de alto flujo de oxígeno, “algo similar a una pequeña CPAP como las que empleamos para el tratamiento de la apnea del sueño, combinada con un sistema de oxígeno de alto flujo, de manejo sencillo y que nos está dando grandes resultados”.

La Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios, situada en la planta 7A, cuenta con un total de 30 camas para la aplicación de terapias respiratorias no invasivas en pacientes con insuficiencia respiratoria grave en los que se trata de evitar la intubación endotraqueal.

En la UCRI se emplean equipos que implican una alta aerosolización debido a las fugas que pueden presentar las mascarillas y válvulas respiratorias, lo que hace necesario que los profesionales trabajen perfectamente dotados de elementos de protección, y esta atención se concentra en una unidad de hospitalización completamente aislada.

Olga Mediano valora como “muy positiva” la creación de esta unidad, que ha permitido en muchos casos dar el alta hospitalaria a pacientes que han estado “muy graves, intubados y que ya han podido recuperarse completamente e irse a su domicilio”.

Por otra parte, a estos tres ventiladores se van a sumar entre a lo más tardar este jueves otros seis equipos con sistema de bipresión positiva (Bipap) distribuidos desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Estos sistemas no invasivos se aplican en pacientes que no pueden respirar plenamente por sí solos y precisan ayuda para aumentar el oxígeno en sangre. De este modo, ayudan a empujar aire en los pulmones y mantenerlos abiertos para permitir una mayor entrada de oxígeno.