El Juzgado de lo Penal número 3 de Toledo, con sede en Talavera de la Reina (Toledo), ha dictado una orden de detención contra el exjuez Fernando Presencia Crespo para poder notificarle la sentencia que le condena por un delito de calumnias con publicidad y contra autoridad, dictada el pasado mes de julio por este juzgado.

La decisión judicial se produce después de que se haya intentado notificar la sentencia condenatoria al exjuez hasta en tres ocasiones sin éxito: el día 22 de agosto, y los días 21 y 27 de noviembre tras las correspondientes citaciones para comparecer en sede judicial a efectos de notificarle la resolución, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) en un comunicado.

En estas dos últimas fechas, Fernando Presencia no se presentó en el juzgado ni justificó su incomparecencia, habiendo sido apercibido en la última citación de que en caso de no comparecer sería conducido al juzgado a fin de practicar la notificación personal de la sentencia.

La orden de detención dictada por el Juzgado de lo Penal nº 3 de Toledo fue oficiada a la Policía Nacional de Talavera de la Reina, que, a primera hora de este jueves, ha conducido a Presencia Crespo a la secretaría del juzgado, donde se le ha notificado personalmente la sentencia condenatoria. Una vez realizados los trámites procesales oportunos, Fernando Presencia ha quedado en libertad de forma inmediata.

No es la primera vez que un órgano judicial ha tenido que dictar la detención del exjuez Fernando Presencia para poder notificarle resoluciones de su interés en causas judiciales en las que ha estado inmerso.

En mayo de 2016 la Sala de lo Civil y Penal del TSJCM se vio obligada a decretar la busca y presentación de Presencia Crespo para poder notificarle la citación a un juicio en el que comparecía como acusado por prevaricación judicial, después de 4 intentos de notificación personal al mismo y sin éxito.

También en febrero de 2017, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Talavera de la Reina tuvo que dictar orden de detención del exjuez para poder tomarle declaración como querellado-investigado en la causa en la que ahora se ha dictado condena por injurias con calumnias y contra autoridad.

En aquella ocasión se produjeron hasta tres citaciones sin resultado, y un apercibimiento de la jueza instructora en el que instaba a Fernando Presencia su obligación de comparecer.