El nuevo sistema evita tener que salir del vehículo averiado hasta la llegada de las asistencias.
El nuevo sistema evita tener que salir del vehículo averiado hasta la llegada de las asistencias.

Este jueves 1 de julio entraban en vigor las luces de emergencia V-16, un nuevo dispositivo luminoso intermitente de color naranja que sustituye a los tradicionales triángulos de preseñalización de peligro utilizados desde el año 1999.

A partir de esa fecha, los conductores que así lo deseen pueden sustituir el tradicional triángulo de preseñalización de peligro por un dispositivo luminoso (señal V-16), que se coloca en la parte más alta posible del vehículo inmovilizado. Ambos dispositivos –triángulos y señal V-16– podrán convivir hasta el 1 de enero de 2026, cuando los triángulos desaparecerán.

Sin triángulos desde 2026

De este modo, si un vehículo queda detenido en una vía, se deberá colocar la señal luminosa en la parte más alta posible del vehículo con el objetivo de lograr su máxima visibilidad. La Dirección General de Tráfico destaca de esta nueva herramienta que, para colocarla, no es necesario salir del vehículo ni caminar por la carretera sorteando el tráfico del resto de vehículos, como ocurría antes con los triángulos.

Además, las nuevas luces de emergencia V-16 cuentan con un sistema de geolocalización que, una vez activado, envía cada 100 segundos la ubicación del vehículo detenido a la nube DGT 3.0, para que esa información llegue a los demás conductores.

La modificación de la señal V-16 se incluye en el Real Decreto que regula los servicios de auxilio en vías públicas. Según la nueva normativa, «como norma general», se saldrá del vehículo si existe un lugar seguro fuera de la calzada y siempre por el lado contrario al flujo de la circulación. Si no se puede salir con seguridad, se deberá esperar la asistencia dentro del vehículo con el cinturón de seguridad puesto.

Según los datos de Tráfico (excluyendo Cataluña y País Vasco), recogidos por Europa Press, un total de 28 personas murieron atropellados en la vía tras bajarse de su vehículo, entre 2019 y 2020.

Un cambio también presentado en Guadalajara

La subdelegada del Gobierno de España en la provincia de Guadalajara, Mercedes Gómez, ha explicado ante los periodistas que la principal razón de este cambio es evitar el tránsito de personas por la calzada, ya que la señal luminosa se coloca en el techo o puerta sin necesidad de bajar del vehículo, y emite su geolocalización a la Dirección General de Tráfico para que pueda avisar a los demás usuarios de la vía.

Según ha indicado, desde el año 2012 han fallecido cuatro personas en la provincia de Guadalajara en accidentes relacionados con vehículos inmovilizados en la vía.

El Real Decreto incorpora también novedades en las operaciones de auxilio. Así, los vehículos accidentados o averiados deberán circular hacia la salida de la vía más próxima o situarse en el arcén derecho, siempre que sea posible.

En todo caso, ninguno de los ocupantes podrá permanecer en la calzada. “Solo podrán salir del vehículo si existe una zona segura fuera de la plataforma de circulación. En caso de que no sea así, deberán quedarse dentro del vehículo con el cinturón de seguridad abrochado”, ha explicado el jefe provincial de Tráfico de Guadalajara, Juan José Arriola.

También ha incidido este en que para salir del vehículo deberán hacerlo por la puerta opuesta a la circulación y queda expresamente prohibido rellenar los partes de accidente en la calzada.

Más información: