Organizaciones antitaurinas de la plataforma La Tortura No es Cultura han lanzado una campaña de recogida de firmas de ciudadanos para presentar una queja ante el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, al Ayuntamiento de Esquivias y otras instituciones responsables a las que exige el fin de las becerradas y de la presencia y participación de los menores en festejos taurinos.

La plataforma, de la que forman parte 47 organizaciones de protección animal y Animal Guardians han publicado un video en el que una novillera de 15 años de edad lidia un becerro en Esquivias, y a estudiantes de escuelas taurinas de Navas del Rey, en Madrid, y en Guadalajara.

La presidenta de la plataforma La Tortura No es Cultura, Carmen Ibarlucea considera que "los homenajes a la mujer, como la tauromaquia, son una tradición a extinguir".

"La cultura patriarcal promueve paralelamente la violencia y la sumisión. Sacar mujeres menores de edad a ejercer violencia hacia un animal no es promover la igualdad, y contraviene la protección a la infancia que España ha firmado defender", ha añadido.