Plaza de Santo Domingo, en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

La Vicaría Episcopal para la Pastoral Social, con la Delegación de Migraciones y Caritas Diocesana Sigüenza-Guadalajara, a la que pertenecen, y el Arciprestazgo de Guadalajara, "conscientes y en sintonía con tantas familias venezolanas que son parte de nuestra iglesia diocesana, sensibles al sufrimiento que viven ellas y sus familiares que aún se encuentran en Venezuela", han convocado a participar en la "concentración-oración" que han organizado y que se celebrará el miércoles, 13 de marzo, a las 18.30 horas en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara.

"Todos y todas estamos invitados, no importa de qué credo seas, no importa de qué país vengas, queremos unirnos para pedir que pronto llegue la paz con justicia y dignidad a nuestros hermanos y hermanas", resaltan los organizadores.

La Conferencia Episcopal Venezolana, además de alertar sobre la precaria situación social que atraviesa el país, ha lanzado un llamamiento para el cese de la violación de Derechos Humanos y en pro de la garantía de los derechos de todos los ciudadanos que permanecen en ese país.

La vulneración de derechos básicos como la alimentación, la salud, el trabajo y la seguridad, unido a una emigración forzada, "se ve ahora agravada por una represión violenta contra quienes manifiestan su descontento", denuncia la Iglesia Católica.