La vicesecretaria de Acción Social de Vox España y presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, en su visita a la comarca de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía ha apuntado que los políticos "no están concienciados" de que la despoblación es uno de los grandes problemas de España, tras afirmar que esto se refleja en que "la mayoría ni siquiera tienen hijos".

Así lo ha puesto de manifiesto Monasterio en declaraciones a los periodistas durante su visita a Sacedón, donde ha señalado que si llega Vox al poder, tanto el tema del agua como la despoblación en toda esta zona serán cuestiones prioritarias para ellos.

En este sentido, Monasterio ha aludido al cierre de escuelas por la despoblación y ha indicado que "ya está bien de crear un efecto frontera entre las comunidades autónomas", apostando por la necesidad de trabajar para que los incentivos fiscales por quedarse en zonas más despobladas se vean compensados y que no se cierren las escuelas en los pueblos.

Monasterio ha realizado estas declaraciones en Sacedón, donde, acompañada del cabeza de lista de Vox Guadalajara al Congreso de los Diputados, Ángel López Maraver, ha defendido la necesidad de un Plan Hidrológico Nacional y de que los alcaldes y municipios ribereños reciban las rentas que ahora no reciben por ceder su agua y "sólo nosotros defendemos ese plan".

En este sentido, ha indicado que su formación va a luchar para que estos pueblos ribereños perciban las rentas de las cesiones de agua que reivindican porque "no puede ser que por haber un Plan Hidrológico Nacional haya zonas, como esta, que están sufriendo la sequía".

Por ello, ha apostado por la necesidad de ponerse todas las comunidades autónomas de acuerdo y de empezar a pensar en el bienestar de los españoles "con una voz común", algo a lo que, en su opinión, no se atreven otros partidos, que "piensan más en ellos".