Glorieta de Cuatro Caminos, en Guadalajara.
Glorieta de Cuatro Caminos, en Guadalajara.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha señalado este jueves que antes de que finalice la legislatura “tiene que haber una solución peatonal” al nudo de Cuatro Caminos. Como cualquier vecino de la capital alcarreña sabe, se trata de una zona que registra ocasionales accidentes. Lo más constante es la sensación de peligro para quienes cruzan a pie, entre una congestión de vehículos importante a determinadas horas del día.

Tras una reunión con el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, a la que también ha asistido la subdelegada en Guadalalajara, Mercedes Gómez, y los dos primeros tenientes de alcalde, Rafael Pérez Borda y Sara Simón, y en la que han analizado distintos asuntos de interés vinculados fundamentalmente con infraestructuras, Rojo ha señalado ante los medios que “su mayor prioridad” pasa por poner una solución al nudo de Cuatro Caminos.

Según Rojo, “se están haciendo los deberes”, a lo que ha añadido que ya se han acometido distintas medidas en la zona, con una inversión por parte del Ayuntamiento de un millón de euros

En este sentido, el alcalde ha dicho que todavía se tienen que tomar algunas actuaciones añadidas a las que se han puesto en marcha ya para descongestionar este nudo hasta que lleguen nuevas infraestructuras, como la variante de la N-320 desde el nudo de Cabanillas hasta la capital, pero que el Consistorio “no se va a relajar”, aunque ha reconocido que llevarán su tiempo.

Por el nudo de Cuatro Caminos no pasan solo vehículos sino también peatones, de ahí que las soluciones técnicas tengan que pasar por el tránsito de personas y por la movilidad de vehículos, pero según el regidor, ya hay sobre la mesa distintas medidas que se están valorando.

Entre estas ha aludido a la conexión de la bajada del Sotillo con la A-2 en torno a la rotonda del segundo acceso del hospital y ha apuntado que también quieren dar una solución a la conocida como Rotonda del Quijote con el fin de reordenar el tráfico en esta zona de Guadalajara.

En el encuentro con el delegado del Gobierno han tratado también la importancia de realizar algunas mejoras en la zona de acceso a Guadalajara por la Avenida del Ejército, trabajos de mantenimiento fundamentalmente con el fin de hacer más atractiva la imagen de la ciudad, ha dicho.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Rafael Pérez Borda, ha incidido en que la solución en Cuatro Caminos ha de venir por la distribuir todo el tráfico por los diferentes puntos de acceso y también se ha referido a la necesidad de eliminar el nudo que hay en el entorno de la Estación de Renfe y de mejorar el propio edificio para adecuarlo al siglo XXI.

De su lado, el delegado del Gobierno, en la primera visita oficial al Ayuntamiento de Guadalajara, ha señalado que pese a la situación excepcional por la pandemia, existe un compromiso del Gobierno de España de dotar 100.000 euros para acometer y adjudicar el estudio informativo para la variante de la N-320, un proyecto que aunque no está directamente en el cruce del nudo de Cuatro Caminos, si cree que va a descongestionar el tráfico rodado en la zona.

Respecto al propio nudo de Cuatro Caminos, ha apuntado que es vital que todas las administraciones trabajen juntas en esto y se ha comprometido a reforzar el mecanismo de coordinación con el Ministerio para encontrar entre todos solución y mejorar la movilidad en esta zona.

También se ha comprometido a “impulsar de forma decidida” las comunicaciones y las instalaciones tanto de ferrocarril como de autobuses, y para ello ha avanzado que seguirán manteniendo reuniones para avanzar en estos proyectos.

En su intervención también se ha referido al futuro palacio de justicia de Guadalajara y ha señalado que el edificio está ya finalizado y recepcionado en espera de que entre en funcionamiento en unos meses. De momento, “de inmediato” se acometerá el traslado de material de los actuales juzgados porque “son muchos expedientes”, ha subrayado.