24.3 C
Guadalajara
27 junio 2024
InicioEspaña/MundoSaca el paraguas

Saca el paraguas

-

Una borrasca dejará lluvias el fin de semana en amplias zonas de España y Cataluña podrá acumular más de 50 litros por metro cuadrado (l/m2) durante los dos días, según la predicción del portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo. De cara a la semana que viene, nuevas borrascas llegarán el martes y dejarán lluvias en amplias zonas hasta el jueves.

De hecho, para este sábado y en Guadalajara, se anuncian cielos nubosos o cubiertos, tendiendo a intervalos nubosos a partir de mediodía y a poco nuboso o despejado al final. Lluvias y chubascos débiles generalizadas por la mañana, que probablemente continuarán por la tarde en el Sistema Central, donde podrían ir acompañadas de tormentas poco probables. No se descartan precipitaciones dispersas en el resto de la provincia por la tarde. Cota de nieve descendiendo de 1.400/1.800 metros a 1.200/1.600 en el Sistema Central, que se mantendrá entre 1.600 y 1.800 metros en el resto. Temperaturas mínimas sin cambios o en ligero a moderado ascenso; máximas en descenso. No se descartan heladas débiles en cumbres del Sistema Central y, localmente, en puntos del Ibérico. Viento flojo del suroeste, aumentando a moderado en las horas centrales, cuando se darán rachas muy fuertes en zonas expuestas del Sistema Ibérico, que no se descartan en el Sistema Central, y disminuyendo a flojo de nuevo por la tarde.

Por días, el portavoz de AEMET avisa de que este viernes se va a acercar la borrasca atlántica, que nublará los cielos progresivamente. Así, dejará lluvias y chubascos en Galicia y Cantábrico que irán a más y que se extenderán también a lo largo del día al resto del tercio norte de la Península. En concreto, estos chubascos podrán ser tormentosos e ir acompañados de granizo.

En lo que respecta al resto de la Península, Del Campo también apunta a que otros puntos del norte y del este de la Península también esperan chubascos, en su caso más aislados. Por otro lado, las temperaturas subirán en Aragón y Cataluña y bajarán en Extremadura y Andalucía Occidental.

De cara al fin de semana, Del Campo señala que el sábado será el día en el que la borrasca ejercerá mayor influencia sobre España. Concretamente, el portavoz de AEMET espera lluvias en amplias zonas del territorio que a últimas horas alcanzarán también el archipiélago balear.

De esta manera, las lluvias más abundantes se darán en el norte de Galicia, en Asturias, en puntos del Sistema Central y especialmente en el entorno de los Pirineos. Allí, las precipitaciones van a ser abundantes y además en las montañas nevará de manera copiosa a partir de una cota de 800 a 1.000 metros (m) en Galicia, Asturias y Norte de Castilla y León; unos 1.400 m en el Sistema Central y 1.600 a 1.800 m en los Pirineos.

Mientras, las zonas con menor probabilidad de precipitaciones durante esta jornada serán el sur de Aragón, la Comunidad Valenciana, la región de Murcia y Andalucía Oriental. En general, las lluvias irán siendo más ocasionales y dispersas conforme avance la tarde.

Por otro lado, Del Campo indica que el sábado será un día desapacible por el viento, que se dejará notar en amplias zonas y alcanzará rachas muy fuertes en regiones litorales y en las montañas. Mientras, las temperaturas diurnas bajarán en casi todo el país, excepto el Cantábrico Oriental, Mediterráneo y Baleares, donde subirán.

Por zonas, se alcanzarán 20ºC en la costa vasca y hasta 23ºC en el Mediterráneo. Salvo en estas regiones, será un día frío para la época del año en el resto de España. Así, el noroeste de la Península tendrá máximas de entre 5 y 10ºC inferiores a lo normal. De hecho, ciudades como Oviedo, Lugo o León apenas rondarán de 11 a 13ºC de máxima.

Mientras tanto, el domingo continuará el tiempo inestable en el tercio oriental de la Península y en Baleares. De esta manera, el portavoz de AEMET prevé lluvias y chubascos que serán más probables e intensos en Cataluña y en el archipiélago balear, comunidades autónomas donde podrán ser tormentosos y alcanzar intensidad fuerte.

En lo que respecta al resto del país, Del Campo señala que el resto del territorio amanecerá con cielos poco nubosos, pero que crecerán nubes de evolución a partir del mediodía, que por la tarde darán lugar a chubascos. En concreto, estos se darán sobre todo en la mitad norte, aunque no se descartan en el sur.

Además, volverá a nevar el domingo en las montañas a partir de unos 1.000 a 1.500 m en el noroeste y a partir de 1.500 a 2.000 m en el este. A su vez, bajarán las temperaturas nocturnas. En este sentido, el portavoz de AEMET avisa de que es posible que haya heladas en zonas de montaña y no las descarta en puntos de la meseta norte y páramos del centro. Por ejemplo, espera que la mínima de León el domingo sea de -1ºC.

Mientras, las máximas serán en general más altas, pero bajarán en el Mediterráneo y Baleares por los cielos nubosos y las lluvias. En general, será un día fresco para la época del año en el oeste peninsular y ningún punto del país alcanzará 25ºC. Así, el ambiente más templado se dará a orillas del Mediterráneo, la Depresión del Ebro y el Valle del Guadalquivir, que registrarán entre 22 y 24ºC.

Ya de cara a la semana que viene, Del Campo observa que la inestabilidad atmosférica quedará focalizada el lunes en el este de la Península y en Baleares, que dejará lluvias y chubascos que en Cataluña podrían ser fuertes. Concentrándose en Cataluña, el portavoz de AEMET indica que se podrán acumular más de 40 o 50 litros por metros cuadrado (l/m2) entre el sábado y el domingo en buena parte de la comunidad autónoma, que padece la sequía más intensas desde al menos los años 60 del siglo XX. Si bien esta cantidad es insuficiente para paliar por completo la situación, las lluvias ayudarán a suavizarla al menos en parte.

Paralelamente, las nubes de evolución crecerán durante la jornada en el resto del país y dejarán chubascos dispersos en el interior, chaparrones primaverales más probables en zonas de montaña y nieve en los Pirineos a partir de unos 1600 m.

Con respecto a los termómetros, los valores estarán en descenso en el este de la Península, disminución que será notable en Aragón y en Cataluña, mientras que subirán en el oeste peninsular. De madrugada, las heladas continuarán en zonas montañosas y ciudades al norte como Pamplona o Lleida no alcanzarán ni 15ºC mientras que Sevilla, Córdoba o Murcia rondarán 25ºC.

A partir del martes, llegarán nuevas borrascas atlánticas con frentes asociados que dejarán lluvias en buena parte del país. Durante esta jornada, las más abundantes estarán sobre todo en el noroeste peninsular y en Cataluña, aunque en lo que respecta a esta comunidad autónoma las precipitaciones serán menos abundantes que en días previos.

Por otro lado, Del Campo avisa de que en el noroeste peninsular, en la franja central peninsular y en el entorno de los Pirineos tienen las mayores probabilidades de precipitaciones el miércoles, aunque recalca que hay incertidumbre al respecto. En el otro extremo, apunta que hay poca probabilidad de precipitaciones en el área del Levante y Baleares.

Asimismo, las temperaturas serán frescas para la época del año durante los primeros días de la semana que viene. Especialmente el miércoles, cuando los valores diurnos bajarán entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal para la época del año en amplias zonas del interior.

A partir del jueves y durante la segunda mitad de la semana, el portavoz de AEMET prevé que se vayan imponiendo las altas presiones y que las lluvias queden restringidas al tercio norte peninsular. Además, las temperaturas experimentarán un progresivo ascenso.

Por último, los vientos del norte y nordeste arrastrarán nubes hasta Canarias que dejarán lloviznas o lluvias débiles en el norte de las islas, especialmente en las más montañosas. Mientras, las temperaturas no cambiarán o bajarán ligeramente, aunque a partir de mediados de la próxima semana también podrían subir.