El recurso extraordinario de acogida para mujeres víctimas de violencia de género puesto en marcha durante el periodo de confinamiento a causa de la pandemia se convierte desde el día de hoy en ordinario en un nuevo esfuerzo del Gobierno regional por proteger tanto a estas mujeres como a sus hijas e hijos.

Este recurso, de cuya gestión se hará responsable el Ayuntamiento de Guadalajara con la financiación del Gobierno de Castilla-La Mancha, ocupará un espacio de titularidad regional con capacidad para 11 plazas, cinco para el Centro de Atención Urgente, que ofrece alojamiento y protección por un espacio corto de tiempo, y seis para situaciones de larga estancia. Este recurso estará atendido por un equipo multidisciplinar de diferentes áreas: Psicología, Trabajo Social, así como educadoras y educadores.

Según ha indicado la delegada de Igualdad, Elena Cañeque, “con este recurso venimos a dar continuidad a un compromiso firme del Ejecutivo autonómico como es el de garantizar la protección de las víctimas de violencia de género, sus hijas e hijos, que tienen que recurrir a este último recurso tras tener que abandonar sus hogares, un duro trance emocional para el que siempre nos van a tener a su lado, acompañándolas”.

La red de recursos de acogida en Castilla-La Mancha está formada en la actualidad por 15 centros que cuentan con 90 plazas para mujeres y 200 plazas para menores. El número de profesionales que trabajan en ellos es 129.

En el año 2020 estos recursos atendieron un total de 286 mujeres y 243 menores. En lo que llevamos de 2021, y hasta el 31 de abril, se han atendido un total de 121 mujeres y 112 menores.

Más información: