María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza.
María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza.

María Jesús Merino es la primera alcaldesa en la historia de esta ciudad medieval. De hecho, si Don Bernardo, el francés que la arrebató para siempre a la morisma, anduviera por sus calles, las encontraría familiares, sí… pero no entendería nada de cómo son en la actualidad sus vecinos. Una de las más bellas ciudades medievales de Castilla quiere que se le reconozcan los méritos en todo el mundo. Para eso, nada mejor que dar la batalla en la UNESCO. De guerrear sabía el religioso de Agén y parece que también la actual alcaldesa.

Merino se ha propuesto “vincular a la sociedad civil” al camino recién comenzado de cara a conseguir que Sigüenza sea declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ha pedido a la gente “que se lo crea, que vea que es posible, que es real y que sea consciente de lo que supondrá” recibir este reconocimiento. Ella no lo dirá nunca en esta entrevista, pero mientras se anda el camino, se hace “piña”, un concepto que no siempre han tenido claro ni practicado los seguntinos.

En una entrevista realizada por Europa Press para LA CRÓNICA, María Jesús Merino ha puesto de manifiesto que este “uno de los proyectos más ilusionantes que tiene Sigüenza desde hace décadas”, si bien ha reconocido que será “un camino largo y difícil” aunque “posible y realista”.

En este sentido, ha asegurado que antes de lanzarse a esta aventura “se han valorado todas las posibilidades”, y esta ambición esta asumida no solo a nivel local, “sino provincial y regional”.

“Sigüenza tiene posibilidades por su patrimonio artístico, por su cultura, su patrimonio natural y paisajístico, su folklore y su gastronomía”, considera la alcaldesa.

Page respalda

Tras el anuncio efectuado por el propio presidente regional, Emiliano García-Page, en su última visita al municipio, ya se han dado los primeros pasos, y tal y como ha recordado ya se ha aprobado la creación de un Consejo Rector con Antonio Fernández Galiano al frente, extremo que ha cosechado la unanimidad de todos los grupos políticos.

Sobre Fernández Galiano, ha puesto en valor que es un referente “con demostrado prestigio en todas las esferas y una persona de consenso fuera de ámbito político y de ideología alguna”.

“Se preocupa por Sigüenza, le gusta, conoce su historia y su patrimonio y además apuesta por su futuro”, ha indicado Merino, quien aboga por potenciar “el pasado” de la localidad “como base de lo que será el futuro”.

Ahora toca preparar un dossier tras mucha investigación para catalogar todos los potenciales de Sigüenza, desde los atractivos turísticos hasta el folklore o incluso el pasado universitario de la Ciudad del Doncel.

Diez requisitos

Una vez presentada la documentación, “el objetivo a medio plazo es entrar en la lista indicativa” de España, y a partir de ahí, y toda vez cumplido ese “paso importante”, se empezará a recorrer “un camino de mayor trabajo y habrá que ahondar en todos los requisitos que pide la UNESCO”.

En total, ha apuntado, “son diez requisitos” que Sigüenza cumple, a juicio de la alcaldesa. “Tenemos una obra excepcional -El Doncel de Sigüenza, que está en el interior de la joya que es nuestra Catedral–, patrimonio cultural rico y evidente, el barranco del Río Dulce, el Parque Natural Sierra Norte y 29 pedanías”, ha acentuado.

El planteamiento ahora pasa por, al menos, entrar en la lista indicativa de España en esta legislatura, y el hecho de que el objetivo sea complicado ha hecho que se hayan centrado esfuerzos en desvincular este propósito de cualquier “ideología o signo político”.

En todo caso, ha reconocido que el hecho de que las tres administraciones –Ayuntamiento, Diputación y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha– estén gobernadas por el mismo color político “ha ayudado” a poner en marcha la maquinaria.

Ciudad universitaria

María Jesús Merino ha puesto sobre la mesa su intención de recuperar a Sigüenza como ciudad universitaria, desvelando que ya ha tenido conversaciones tanto con la Universidad de Alcalá como con la Consejería de Educación.

“Hay cosas sobre la mesa, pero de momento no podemos hablar de un camino directo porque no es fácil. Está claro que para que el proyecto se asiente tiene que tener alumnos. Es un proceso que hay que ir andando”.

La intención no sería contar con un campus al uso, algo que sería “demasiado ambicioso y poco realista”, y según ha explicado el objetivo pasa por desarrollar materias vinculadas a grados ya existentes.

Por ejemplo, ha deslizado, investigación y desarrollo en materia alimentaria aprovechando la situación de Sigüenza, que cuenta con dos restaurantes distinguidos con sendas Estrellas Michelin –El Doncel y El Molino de Alcuneza–, además de “restaurantes de alto nivel”.

“Tenemos a los profesionales y tenemos a los clientes. No se trataría de hacer solo algo en materia de restauración, sino también de investigación relacionada con el producto de la zona. Setas, trufa, vino…”, ha agregado.

Aprovechando que ya se oferta el Grado de Turismo en el campus de Guadalajara, ha sugerido “trasladar las prácticas, o alguna formación específica”, a la localidad seguntina.

Entre sus propuestas, Merino ha sumado la posibilidad de impartir una Cátedra sobre despoblación. “Son planteamientos que lanzo al aire, pero que ya están hablado”, ha afirmado, añadiendo como otras opciones enseñanzas en materia de desarrollo sostenible. “Dónde mejor dar estas materias que en el medio rural, en un lugar de alto valor ecológico, paisajístico y natural”.

La alcaldesa de Sigüenza ha reparado que el camino para lograr ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad “va a obligar a tener más cuidada” la localidad.

Tráfico restringido

Aunque ha considerado que se ha mejorado desde el cambio de Gobierno, Merino quiere mejorar el casco antiguo, “la verdadera joya” de Sigüenza, para lo cual no descarta “quitar parte del tráfico rodado”.

“Pero hay que estudiarlo bien. Lo primero son los vecinos y plantear alternativas. Estamos en fase de estudio y en el plazo medio tomaremos medidas, pero primero hay que ser serios y razonables”, ha expresado.

Sigüenza tiene otros dos grandes proyectos de legislatura, como son conseguir la depuradora para preservar “el valor ecológico de la zona” y para acabar con las “sanciones altísimas” que sufre el Ayuntamiento por falta de depuración; y la remodelación del Parque de La Alameda.

Sobre este asunto, ha destacado que es “uno de los pulmones del centro de la ciudad” y no se ha arreglado en el pasado. Aunque ha reconocido que ya había una dotación presupuestaria de 350.000 euros para este fin, ha insistido en que “los proyectos para este parque tienen un coste mucho mayor”, razón por la cual “se está trabajando con Junta y Diputación para tener todo el dinero necesario”. El proyecto verá la luz, según ha dicho, después del próximo verano.

Por último, la alcaldesa seguntina ha indicado sobre la herencia recibida tras ocho años de Gobierno del PP pasan por “unas cuentas que no están mal”, si bien ha ahondado en que “se podrían haber hecho más cosas”, sobre todo teniendo en cuenta la condición de presidente de Diputación provincial que tenía el anterior alcalde, José Manuel Latre.

Ciudad y pueblo

Merino, también presidenta de la Comisión no Permanente de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación de las Cortes de Castilla-La Mancha, ha abogado por sumar fuerzas en una “campaña fuerte de imagen de marca” para promocionar la “enorme calidad de vida” que supone poder desarrollar una actividad profesional y vital en un pueblo.

Así, ha insistido en que muchas veces no se es consciente de lo bien que se vive en el medio rural, incluso ha reconocido que después de haber vivido muchos años fuera de Sigüenza, el regreso ha sido muy satisfactorio.

“La vuelta a Sigüenza para mí ha supuesto mejorar en calidad de vida”, ha apuntado, asegurando que la localidad ofrece la posibilidad de acaparar industria y empresas turísticas, gracias en parte a contar con un polígono “aún por desarrollar”. Ahora, ha desvelado, está en conversaciones con la empresa que gestiona las parcelas del polígono para analizar cómo incentivar su ocupación.

Más información:

• María Jesús Merino: “Queremos una Sigüenza para vivir: el que salga, que pueda retornar”

• María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza