"Lo que queremos es que Sigüenza sea reconocida mundialmente como Patrimonio de la Humanidad y así empezará un libro entero de nueva historia para Sigüenza", ha apuntado el presidente regional este viernes con el Parador Nacional de Turismo como escenario de la presentación de una efeméride a la que se quiere dar una relevancia especial: el noveno centenario de la Reconquista seguntina.

En su intervención, el presidente ha asegurado que ve en Sigüenza muchas posibilidades porque "tiene mucho" que ofrecer, pero a la vez ha apuntado la necesidad de ser ambicioso e ir tranquilos y de "pelearlo".

Según García-Page, el camino hacia ese reconocimiento de la Unesco "no va a ser fácil" pero "hay posibilidades y ganas" de conseguir este título para que Siguenza sea declarada Patrimonio de la Humanidad, y aunque ha admitido que puede tardar años, van a prepararlo "a conciencia, con tiempo y realismo", convencido de que si finalmente se logra, esto cambiará la división en la que se juegue.

"Cambia totalmente la perspectiva y se entra en un circuito de oportunidades", ha dicho el presidente recordando la entrada precisamente como Patrimonio Inmaterial de la Unesco de la cerámica de Talavera y convencido de que "esto es un punto de inflexión y lo será el día que se consiga para Sigüenza".

Pero para ello, García-Page ha reivindicado un "consenso absoluto" y que la política no interfiera porque "no es una cuestión de partidos políticos".

Un camino al que el centenario de la Reconquista se sumará ahora y en el que la Junta y el Ayuntamiento seguntino han querido contar con alguien muy vinculado a la ciudad como representante de la sociedad civil como es el presidente de Unión Editorial, Antonio Fernández-Galiano, quien liderará el espacio social de consenso que hace falta para ello.

Para García-Page, "la percha de la declaración de Patrimonio de la Humanidad" justifica el esfuerzo económico y social que se va a hacer y se ha hecho hasta ahora, precisando en todo caso que no es algo que se vaya a alcanzar a tres años, ni siquiera en una legislatura posiblemente "sino de más", de ahí la necesidad de trabajar unidos.

Y es que para el presidente de Castilla-La Mancha "poner el ojo" en la Ciudad del Doncel no es solo para que le vaya bien a ella sino a toda la región porque puede ser un "elemento reactor y un imán" para el conjunto de toda Castilla-La Mancha.

El Gobierno regional quiere aprovechar Sigüenza y este noveno centenario de la Reconquista, cuyos actos arrancan este mismo viernes, para poner en marcha un proyecto estratégico y convertir lo que tiene sus señas de identidad en un elemento de atracción turística y económica.

Según García-Page, en el caso de Sigüenza concretamente se tiene la capacidad "extraordinaria de convertir su pasado también en futuro" y se ha mostrado convencido de que hay una cierta obligación moral de aprovechar la materia que ya hay para ello.

"Tenemos nuestra propia cultura, que es una mina y nuestra tarjeta presentación", ha subrayado insistiendo en ver la Ciudad del Doncel como "un reactor" que puede empujar mucho más al desarrollo de lo que va a ser la promoción económica y de competitividad de las próximas décadas en la región.

Por su parte, en su intervención, Fernández-Galiano, vinculado emocional e intelectualmente con Sigüenza a la que visualiza como una ciudad "eterna", ha reconocido la oportunidad de conmemorar la efeméride para "reconquistar lo que ha sido".

En este sentido ha indicado que por lo que a él respecta, hará todo lo que esté en su mano para que el magnífico proyecto del noveno centenario "llegue a buen puerto".

Por su parte, el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, ha reivindicado no solo el pasado de la ciudad del Doncel sino el futuro con alusión convencido de que este centenario se tiene que aprovechar también para "reconquistar la autoestima y la confianza" y que todo el mundo visite Sigüenza y disfrute de su gastronomía, paisaje y patrimonio. "El centenario tiene que ser una palanca de promoción turística", ha apuntado.

Por su parte, la alcaldesa de Sigüenza y presidenta de la Comisión del Reto frente a la Despoblación en las Cortes de Castilla-La Mancha, María Jesús Merino, ha hecho hincapié en su intervención en que uno de sus retos será la lucha por atajar la despoblación. "Ese será mi empeño y un camino a largo plazo" y este centenario es una medida más para atraer turismo y visitantes.

Avance de actos
Dentro de los actos del centenario que se cumplirá el 24 de enero de 2024, este mismo viernes arranca el primero a los que se sumarán otros muchos con la esperanza de que esa fecha sea a nivel mundial una efeméride importantísima y tenga una repercusión sin precedentes.

De la mano de Fundación Impulsa habrá distintos hitos hasta el 2024. Habrá un espectáculo de luz y sonido este verano que esperan atraiga a muchos visitantes; el Museo del Prado estará en las calles seguntinas y ya trabajan para que en el 2022 llegue la iluminación artística no solo a la Plaza Mayor sino a la Catedral.

Además, Merino ha avanzado que para primavera del 2023 es muy posible llegue a la ciudad del Doncel otra gran exposición tipo Atempora que convierta Siguenza en una de las ciudades culturales del país.

Por último, la alcaldesa ha precisado que este centenario es también el final de un evento que nace del pueblo, y en el que ya se han enfrascado de lleno con la idea de que sea algo participativo y exitoso que atraer turistas. "Ojalá seamos capaces de asentar proyectos que haga que la gente se quede a vivir aquí", ha concluido.