Tres menores se bastaron para arrasar con un rotulador las pinturas antropomorfas de este abrigo milenario en Herencia,
Tres menores se bastaron para arrasar con un rotulador las pinturas antropomorfas de este abrigo milenario en Herencia, "recreando" las figuras a su modo. (Foto: Guardia Civil)

La Guardia Civil ha llegado a una conclusión descorazonadora: tres menores de edad fueron los autores de las pintadas en la Cueva de la Rendija de Herencia (Ciudad Real), catalogadas como Bien de Interés Cultural (BIC). Tres chavales, tres gamberros imberbes, arrasaron las pinturas rupestres allí existentes, con miles de años de antigüedad.

El Seprona tuvo conocimiento el pasado mes de enero, a través de la Junta de Comunidades, de un acto vandálico dentro de la cueva denominada La Rendija. Las pintas, muy numerosas y zafiamente obscenas, fueron realizadas con rotulador indeleble.

La Guardia Civil, tras realizar gestiones para la averiguación e identificación de los autores, ha determinado que «las pinturas fueron realizadas por tres personas de corta edad».

Pinturas antropomorfas

La legislación sobre protección del Patrimonio Histórico cataloga como Bien de Interés Cultural (BIC) toda cueva, abrigo y lugar que contenga manifestaciones de arte rupestre. Para conocer en detalle el patrimonio que encierra, o encerraba, la cueva, recomendamos a los lectores de LA CRÓNICA acceder al siguiente enlace.

Las diligencias de la Guardia Civil han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía de Menores de la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Más información: