El Ayuntamiento de Burguillos de Toledo, localidad en la que residía la mujer fallecida este sábado por una explosión de gas ocurrida en una panadería del centro de París, ha mostrado su "consternación" por la muerte de esta vecina, una noticia que ha caído como "un jarro de agua fría" en el municipio toledano.

La repatriación del cadáver está pendiente de la firma del juez y será "lo antes posible", aunque aún se desconoce la fecha concreta en la que el cuerpo llegará a España.

Así lo han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, que han señalado también que la embajada española en el país galo está "trabajando y encima del tema" para que la repatriación del cadáver se produzca cuanto antes.

La segunda teniente de alcalde de la localidad, Carmen Sesmero, ha confirmado en declaraciones a Europa Press para LA CRÓNICA que esta mujer era "una chica joven" que residía en el municipio burguillano, aunque trabajaba en Toledo. "Para nosotros, que representamos al vecindario, es una noticia que te cae fatal", ha añadido.

Sesmero no ha podido precisar si desde el Consistorio se decretarán días de luto oficial, ya que "aún está llegando la información", aunque ha querido manifestar el "apoyo" de la Corporación local a la familia de la fallecida.

Además de la mujer burguillana, otros dos españoles han resultado heridos en esta explosión de gas, según han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los dos españoles heridos son un hombre y una mujer, y ambos están recibiendo tratamiento en un hospital. El consulado español está en contacto con ambos y con sus familias, según han explicado las mismas fuentes.

La detonación ocurrió poco antes de las 09.00 en este local situado calle de Trévise, en el distrito 9 de la capital, después de que comenzara a arder, por causas todavía bajo investigación, de acuerdo con la Policía de la capital francesa.

A causa de la explosión tres personas fallecieron, la turista española y dos bomberos, y más de 40 personas resultaron heridas de diferente consideración.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, también ha trasladado a través de un mensaje en Twitter sus condolencias a los familiares de la española fallecida y ha indicado que la embajada española y el consulado están a disposición de los heridos y de los familiares de la fallecida. Muestras de pésame del presidente de Castilla-La Mancha y de la alcaldesa de Toledo se han conocido también a través de las redes sociales.