Profesionales de Urgencias.

Guadalajara tiene este jueves 796 de sus habitantes afectados por el coronavirus. En las últimas horas han fallecido por esta causa 5 personas más, hasta elevar el número total desde el comienzo de la pandemia. De hecho, el número de hospitalizados ha bajado al fin de los 300. Concretamente, en el Hospital se está atendiendo a 295 pacientes por COVID-19, una quincena menos que la víspera.

Desde hace dos días, las altas por curación con cuidados domiciliarios o alta total en el Hospital de Guadalajara superan en número a los ingresos por patologías compatibles con Covid-19, según ha informado el gerente del Área Integrada de Guadalajara, Antonio Sanz Villaverde. “Siempre desde la cautela de seguir la evolución de estas cifras en los próximos días”, ha afirmado.

Asimismo, destaca que el personal sanitario que ha permanecido de baja por positivo en coronavirus o por cuarentena con carácter preventivo se ha ido incorporando progresivamente a sus puestos tras pasar el periodo de incapacidad por infección o por aislamiento preventivo. En este tiempo se ha realizado, además, contratación de profesionales.

En este sentido, Sanz Villaverde ha querido valorar el trabajo y colaboración de los profesionales sanitarios no sólo del Hospital y Atención Primaria de Guadalajara, sino de otros centros implicados en la atención a pacientes con coronavirus, y también el apoyo por parte de entidades, instituciones y de la ciudadanía, “que está resultando ejemplar para sumar fuerzas y lograr poco a poco buenos resultados en la lucha contra esta enfermedad”.

Estas buenas noticias coinciden en el tiempo con el anuncio de que el Consorcio de Bomberos de la Diputación de Guadalajara y brigadas de operarios ha hecho un nuevo traslado de camas al Hospital Universitario de Guadalajara. El Instituto de Enfermedades Neurológicas de Castilla La-Mancha ha cedido un total de 19 camas para reforzar la atención de pacientes, como ya se hiciera la semana pasada con la incorporación de 40 camas de la Residencia de Estudiantes, que actualmente se encuentra al completo de ocupación por el alojamiento de profesionales sanitarios.

Camas disponibles

Desde el Hospital de Guadalajara se insiste en que, a día de hoy, se cuenta con camas disponibles para la atención a enfermos con patología compatible con Covid-19 y, con ello, estar en condiciones de asumir la atención a nuevos pacientes.

Entre las medidas aplicadas destaca el traslado de la hospitalización de Pediatría y Urgencias Pediátricas a la clínica La Antigua, de Guadalajara Capital, que ha supuesto liberar hasta 59 camas en el Hospital de Guadalajara para la atención a pacientes con coronavirus y la posibilidad de montar hasta diez puestos para UCI en el paritorio.

Confianza también desde Toledo

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha tasado en 600 camas y 30 respiradores en Unidades de Cuidados Intensivos la disponibilidad en la red pública sanitaria, por lo que considera que “se puede dar respuesta” a la pandemia de coronavirus con recursos propios, aunque “no sin tensión” y “siempre gracias al sufrimiento y sacrificio por parte de los profesionales sanitarios”.

En rueda de prensa, ha recordado que este mismo jueves se han instalado otros 17 respiradores en los hospitales de Castilla-La Mancha, del mismo modo que se está a la espera de los 150 retenidos en Turquía, cargamento ya desbloqueado tras el trabajo diplomático.

Fernández ha ofrecido algunos “datos para la esperanza” como que en algunos hospitales se están registrando más altas por curación que ingresos, una tendencia que espera consolidar en el corto plazo. “Se está dando un respiro y las medidas de confinamiento están dando resultados” .

Además, la tasa de ingresos de pacientes que llegan a urgencias sigue bajando y se coloca ya en el 36%, un porcentaje muy elevado en comparación con una época normal, pero muy inferior a la tasa del 50% que se llegó a alcanzar hace unos días.

Ha querido poner de manifiesto que la estancia hospitalaria media habitual se ha multiplicado por cuatro, y si lo normal es estar en un centro entre seis y siete días, la media se dispara a 23.

Lo mismo ocurre con la estancia media en UCI, que ha pasado a triplicarse durante la pandemia.

Fernández ha avanzado además que se han recibido en la región dos nuevas entregas de los 60.000 test rápidos adquiridos, con lo que ya son más de 16.000 los que puede utilizar el sistema sanitario.

De los 17 respiradores a repartir este jueves, al Complejo Hospitalario Universitario de Albacete se han remitido seis equipos; otros tantos al Complejo Hospitalario de Toledo; dos al Hospital General Universitario de Ciudad Real; otros dos al Hospital Universitario de Guadalajara; y uno al Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

Otra de las vías que se están utilizando es la recuperación de equipos que se habían apartado de la circulación en muchos de los hospitales de la región, ante la incorporación de equipos más modernos, y que ahora están siendo puestos al día por los equipos de mantenimiento de los centros, que están realizando un gran trabajo para garantizar su usabilidad acorde a las exigencias requeridas por los especialistas.

Diariamente, la Consejería de Sanidad realiza una evaluación de la situación de cómo están todos los centros hospitalarios de la comunidad autónoma en cuanto a la dotación de respiradores y, en función a ello, se procede a movilizar los equipos disponibles en cada momento para hacerlos llegar allí donde hay más necesidades, ha informado la Junta en nota de prensa.

Desde que se inició la crisis sanitaria por el coronavirus, Castilla-La Mancha ha triplicado el número de respiradores disponibles si se compara con la situación que había en el mismo mes del año pasado.