15.1 C
Guadalajara
23 abril 2024
InicioProvincia18 años sin los 11 que nunca debieron morir en el incendio...

18 años sin los 11 que nunca debieron morir en el incendio de Guadalajara

Para terminar el acto de homenaje en Cogolludo a los 11 muertos en el incendio de Guadalajara, una vecina, Amparo García Ortega, ha leído una poesía en memoria del retén y el párroco local, Mauricio Muela, ha oficiado un pequeño responso.

-

El pueblo de Cogolludo se ha acercado este lunes al monumento que la villa serrana tiene dedicado a los 11 miembros del retén de Cogolludo que perdieron la vida mientras realizaban labores de extinción del incendio de La Riba de Saelices, al verse sorprendidos por el fuego en el Valle de los Milagros.

Los miembros del retén de Cogolludo en 2005 fueron Mercedes Vives, José Ródenas, Alberto Cemillán, Pedro Almasilla, Sergio Casado, Jesús Ángel Juberías, Manuel Manteca, Marcos Martínez, Jorge César Martínez, Julio Ramos y Luis Solano.

La tragedia ocurrió tal día como hoy, 17 de julio de 2005, hace ahora 18 años, aunque las llamas se hubieran originado un día antes en la barbacoa que un excursionista había dejado mal apagada.

Su virulencia hizo que los servicios de extinción de incendios tardaran más de una semana en extinguirlo.

Fue el incendio más devastador de la historia de Castilla-La Mancha y, además de la tragedia en vidas humanas, el fuego arrasó 13.000 hectáreas de monte de gran valor medioambiental.

Homenaje en Cogolludo

Al acto de Cogolludo han acudido vecinos de la localidad, concejales y el alcalde de Cogolludo, Juan Alfonso Fraguas, miembros de Protección Civil, de la Guardia Civil, los actuales integrantes del retén, y el nuevo delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Guadalajara, José Luis Escudero.

El alcalde de Cogolludo, Juan Alfonso Fraguas, ha dedicado unas sentidas palabras a todos los integrantes del retén de 2005, que ha hecho extensivas, en agradecimiento a su labor, a sus actuales miembros y, en general, a quienes se dedican a proteger el medio natural. «Nos acordamos del Retén, en este día y todo el año, especialmente cuando se inicia un incendio forestal, dondequiera que sea», ha dicho.

Uno de los presentes en el homenaje ha sido Álvaro, tractorista que resultó herido hace prácticamente un año, también en un incendio forestal en Yunquera de Henares.

El alcalde de Cogolludo ha recordado que los incendios son voraces y asesinos, del medio natural y de personas. «Por eso lo más importante es que las personas vuelvan. Os pido, encarecidamente, que volváis siempre a vuestras casas», ha enfatizado, en alusión a quienes trabajan cada día para proteger el medio natural, sea cual sea su profesión.

Escudero y la política contra incendios antes de una poesía

El actual delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara ha recordado en primer lugar a las once víctimas. «Quiero que ese recuerdo sirva para trasladar el aliento a sus familiares y amigos. Los tenemos muy presentes, cada día del año», ha afirmado.

Escudero ha añadido que hoy el Plan Infocam de la Junta de Comunidades es un referente internacional, con personal que lo da todo para preservar lo que también es de todos: el medio natural, en Castilla-La Mancha y fuera la región.

Asimismo, Escudero se ha mostrado «orgulloso de las personas que nos protegen: agentes medioambientales, bomberos forestales, personal técnico y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado» y ha subrayado que «todos ellos tienen una clara vocación de servicio público, como también mostraron en la lucha contra el COVID 19».

Por último, el delegado ha enfatizado que la otra parte de la lucha contra los incendios, le corresponde al resto de la población. «Nos tenemos que implicar todos. Cuando sube la temperatura y hay alto riesgo de incendio, es necesaria la máxima precaución.

Nueve de cada diez incendios forestales se producen por negligencias humanas», ha aseverado, antes de transmitir, nuevamente a las familias de las víctimas y al pueblo de Cogolludo el cariño del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Para terminar el acto, una vecina, Amparo García Ortega, ha leído una poesía en memoria del retén y el párroco local, Mauricio Muela, ha oficiado un pequeño responso. Numerosos vecinos han depositado ramos de flores sobre el monumento, antes del respetuoso y sentido minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

Acto en el Ayuntamiento de Guadalajara

También coincidiendo con esta fecha, el Ayuntamiento de Guadalajara, junto con familiares de las víctimas, ha querido realizar un sencillo y emotivo acto de recuerdo.

Ha sido a las 12.30 horas, momento en el que la alcaldesa, Ana Guarinos, acompañada del primer teniente de alcalde, Javier Toquero, y del segundo teniente de alcalde, Alfonso Esteban, han depositado un ramo de flores en la glorieta del Retén de Cogolludo, espacio que alberga un monumento dedicado a las víctimas, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Guarinos ha señalado que «el 17 de julio del año 2005 marcó un antes y un después en nuestras vidas. 11 personas, 11 héroes, perdieron la vida en el peor incendio que hemos conocido y sufrido en la provincia de Guadalajara, personas que lo dieron todo, incluso sus vidas, para salvar las de otras personas y el monte. Por ello, desde el Ayuntamiento de Guadalajara les recordaremos siempre y los tendremos con nosotros en nuestra memoria y en nuestros corazones. No los olvidaremos nunca», ha concluido.


Más información: