"La Pecera", aula en el Hospital de Guadalajara. (Foto: SESCAM)

El Hospital de Guadalajara ha prestado apoyo educativo a 254 menores durante el curso que acaba de terminar, entre los atendidos en el propio Hospital de Guadalajara y aquellos que lo han sido en sus domicilios.

A lo largo del curso se han seguido las indicaciones sanitarias para garantizar la seguridad de los pequeños, reduciendo el número de menores en el aula, manteniendo distancias y realizando paradas para ventilar y desinfectar la sala. Por otra parte, el material escolar se ha distribuido en pequeños lotes individuales para evitar contagios por contacto y también se ha evitado la atención en las habitaciones.

Actividades que cada año desarrollaba el equipo del Aula Hospitalaria, como los talleres de salud conjuntamente con el servicio de Pediatría o el de Reanimación Cardiopulmonar, así como actividades de promoción y concienciación sobre donación de sangre, han quedado este año suspendidas debido a la pandemia, aunque tratarán de recuperarse el próximo curso si la situación epidemiológica lo permite.

‘La Pecera’ sí ha podido sumarse a la celebración del Día del Libro con una lectura conjunta de ´El Quijote´ o colaborando en un taller de higiene de manos. Asimismo, han avanzado en la elaboración de dos nuevos cuadros elaborados de forma colectiva inspirados en la obra de Francisco Sobrino.

También a domicilio

Respecto a la atención domiciliaria a pequeños convalecientes, ésta se ha realizado tanto de manera presencial, con las medidas de seguridad adecuadas, como por vía telemática, que ha supuesto un buen complemento a la atención educativa presencial.

Esta atención telemática ha permitido destinar el tiempo empleado en desplazamientos a ofrecer más tiempo lectivo, lo que en algunos casos ha supuesto poder duplicar las horas lectivas, especialmente cuando se trata de residentes en localidades del medio rural.

Otra novedad ha sido la atención a los alumnos residentes en la provincia de Guadalajara que permanecían ingresados en centros hospitalarios fuera de la Comunidad Autónoma.

El delegado de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Fernández-Montes, ha destacado la buena marcha de este servicio a lo largo del curso, “con el que garantizamos la continuidad del proceso educativo del alumnado, al mismo tiempo que contribuimos a paliar los efectos negativos que la situación de hospitalización o convalecencia puede ocasionar en el proceso de maduración, desarrollo y aprendizaje de las alumnas y alumnos”. También ha agradecido el esfuerzo realizado por el equipo docente del Aula Hospitalaria, así como “su diligencia y profesionalidad en el desempeño de su trabajo”.

Más información: