Perro, en una casa de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
No todos los perros se plantean un desplazamiento con esta tranquilidad. (Foto: La Cró[email protected])

Con la llegada de los próximos periodos vacacionales, son muchas las personas que se plantean la posibilidad de emprender un viaje junto a sus mascotas. Cada día más, la tenencia responsable de los animales impulsa a que, quienes comparten techo con uno de ellos, busquen la mejor forma de que los miembros de cuatro patas de la familia puedan unirse a estos días de descanso.

Desde una de las cadenas más conocidos, Kiwoko, ofrecen seis consejos básicos que ayudan a convertir la experiencia de viajar con tu mascota en un éxito:

1. Acostumbra a tu mascota a viajar desde que es un cachorro. Hay personas que, por distintas circunstancias, viajan de manera recurrente y quieren hacerlo acompañados de su perro o su gato, bien porque no quieren separarse de ellos o porque no cuentan con alternativas para dejarlos bien cuidados durante unos días. En estos casos, es recomendable acostumbrarles a realizar trayectos desde que son cachorros, para así evitar que montar en el coche, con todo lo que ello conlleva, se convierta en una situación de estrés para ellos.

2. Planea la ruta y ten en cuenta las necesidades de tu mascota. A la hora de emprender un viaje, sea cual sea el destino, es imprescindible planificar la ruta teniendo en cuenta las necesidades de tus mejores amigos. Y es que, en función de la duración del trayecto, será necesario hacer distintas paradas para que los peludos puedan estirar las patas, beber agua o comer. Por ello, de cara a la planificación, se deben localizar lugares aptos para realizar estos altos en el camino, como pueden ser zonas de recreo, áreas de servicio o pequeñas localidades de paso.

3. Hazte con un buen transportín u otros medios de sujeción. La seguridad debe ser una prioridad en cualquier viaje, pero aquellos que se realizan con mascotas requieren tomar en consideración unas medidas extra. Y es que es imprescindible contar con un buen transportín adecuado para su tamaño en el que el peludo esté cómodo y seguro, o bien con los cinturones y arneses apropiados para que puedan realizar el trayecto en el asiento trasero del coche.

4. No olvides sus juguetes preferidos. Cada perro o gato tiene un juguete preferido con el que se entretiene a diario, ya sea en casa o durante los paseos, o con el que incluso duerme cada noche. Las mascotas notan cada cambio y esto puede influir en su estado de ánimo, por lo que, a la hora de emprender un viaje, es importante acordarse de los peluches, pelotas y otros objetos que siempre les acompañan.

5. Asegúrate de llevar contigo los utensilios básicos para sus cuidados. El cuidado de las mascotas pasa también por contar con todo lo necesario para su higiene y actividad diaria. Así, en un viaje con gatos, no se debe olvidar echar al maletero el arenero, la malta o el cepillo para retirar el exceso de pelo. Si quien va a disfrutar de las vacaciones en familia es un perro, entonces los imprescindibles son la correa y el cepillo para desenredar el pelo después de una buena carrera. Y, por supuesto, en ambos casos es necesario llevar el comedero, el bebedero o la cama en la que el peludo pasa sus momentos de descanso.

6. Ten al día la documentación de tu mascota y visita al veterinario. Antes de salir de viaje, es necesario cerciorarse de que el perro o gato cuenta con toda la documentación necesaria y que sus tratamientos y cuidados veterinarios cumplen lo exigido en los países de destino. Además, no hay que olvidarse de visitar al veterinario, que se cerciorará de que el peludo esté en perfectas condiciones para viajar sin que ello suponga un riesgo para su salud.

Más información: