Una voluntaria de Caixabank, en imagen aportada por la entidad.
Una voluntaria de Caixabank, en imagen aportada por la entidad.

CaixaBank, a través del Programa de Voluntariado, ha impulsado un nuevo programa denominado R4 ‘Reto Recoge, Recicla y Respira’, cuyo objetivo se centra en la recogida y reciclaje de residuos para fomentar un estilo de vida saludable y promover el cuidado del entorno natural de diferentes bosques, playas, ciudades y pueblos de España.

Este fin de semana un grupo de voluntarios en Guadalajara ha organizado una recogida de residuos en El Sotillo, recogiendo alrededor de 600 kilos de basura.

El mismo fin de semana, otro grupo de voluntarios limpiaba la senda ecológica del rio Tajo en Toledo, recogiendo alrededor de 400 kilos de residuos.

En el marco de esta iniciativa está previsto que en Castilla la Mancha los voluntarios realicen batidas en zonas como el Villar del Humo, en Cuenca; La Laguna de Petrola, en Albacete; Las Lagunas de Ruidera y Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real; el Alto Tajo, en Guadalajara; o la Vía Verde de la Jara en Talavera de la Reina.

Un reto nacional a favor del medio ambiente

El proyecto ‘R4: Reto Recoge, Recicla y Respira’ está pensado para promover la participación de todos los empleados de CaixaBank, familiares y amigos para actuar en más de 200 zonas naturales de todo el país y llevar a cabo una recogida de residuos colectiva, y un posterior reciclaje selectivo.

CaixaBank estima que alrededor de 1.000 personas, entre voluntarios y acompañantes, tomarán partido de esta iniciativa. En el contexto actual de pandemia provocado por la COVID19, todos los voluntarios podrán participar siguiendo los estrictos protocolos impulsados por la entidad.

La iniciativa se ha lanzado en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, y se mantendrá activa los próximos cuatro meses.