En esta última operación contra el cultivo de marihuana ha habido un detenido.
En esta última operación contra el cultivo de marihuana ha habido un detenido. (Foto: Guardia Civil)

El pasado 6 de julio, desde este mismo diario nos preguntábamos cuánto tiempo habría de pasar para que saliera a la luz una nueva plantación ilegal de marihuana en El Casar. No ha hecho falta ni una semana para comprobarlo.

Este lunes, la Guardia Civil comunicaba otra operación en esa localidad, con la consabida incautación de plantas y una surtida panoplia de elementos tecnológicos, utilizados para mantener en producción una plantación de marihuana bajo techo. Ocupaban un chalet de El Coto.

Esta vez sólo hay un detenido, de 41 años. Se le supone al cuidado de las 786 plantas intervenidas, que han dado un peso total de 301 kilos de cannabis sativa.

La Guardia Civil, con el apoyo de un dron

La intervención se llevó a cabo el pasado jueves, 8 de julio, y contó con el apoyo de un dron.

Además de la droga, también se incautaron dos compresores de aire acondicionado de conducto de grandes dimensiones de 11.000 frigorías, dos filtros de carbono, 3
extractores, 2 generadores de ozono, 50 reactancias, 50 lámparas de 600 w.,
23 ventiladores y distintos efectos y sustancias para el cultivo de las plantas.

Como es costumbre, se descubrió el enganche ilegal al suministro eléctrico que ya había sido advertido por los operarios de la empresa encargada de suministro en la zona. Se estima que la cantidad defraudada por el suministro eléctrico asciende a unos 40.000 euros sólo en este último año.

Más información: