Las Tablas de Daimiel, en una imagen de archivo.
Las Tablas de Daimiel, en una imagen de archivo.

El trasvase de este mes de abril llega con «propina». Además del preceptivo, y automático, envío de 27 hm³, esta vez se ha autorizado una derivación extra, de 6 hectómetros cúbicos más: 3 para abastecer de agua para beber a 11 municipios castellanomanchegos y 3 para intentar encharcar las Tablas de Daimiel.

Conocidos estos detalles, los ribereños de Entrepeñas y Buendía han mostrado su esperanza de que la próxima vez, ese «extra» se reste de los 27. Sin embargo, no se oponen a este uso de la llamada «Tubería Manchega», que ya empieza a trasvasar también, porque «uno es extraordinario, para recuperar patrimonio (ecológico), y el otro es para beber, algo a lo que no nos opondremos nunca”.

Los ribereños no se oponen a la Tubería Manchega

“Gracias a que se trasvasan 27 hm³ y no 38 podemos destinar un nuevo esfuerzo a recuperar las Tablas de Daimiel o dar de beber a 11 municipios de nuestra comunidad”, justifican los ribereños.

La situación en los embalses de Entrepeñas y Buendía es delicada. Ahora mismo quedan 106 hm³ pendientes de trasvasar, por lo que el volumen real almacenado es de unos 614 hm³, pese a que se aprecien cerca de 730 hm³ virtualmente.

Más información: